vista de inversión

¿Qué es una vista de inversión?

Una visión de inversión explica cómo un individuo o empresa percibe el mercado junto con los procesos de toma de decisiones subyacentes que conducen a una inversión. A menudo, la visión de inversión de uno tiene en cuenta el entorno del mercado externo junto con los recursos disponibles y el perfil de riesgo de uno. Una visión de inversión examinará una inversión o proyecto para determinar si existe una compensación atractiva de riesgo-recompensa.

Conclusiones clave

  • Una visión de inversión describe la perspectiva de mercado de un inversionista y cómo perciben los costos frente a los beneficios de una inversión potencial.
  • La visión de inversión de uno variará dependiendo de los factores macroeconómicos, los fundamentos subyacentes de una inversión en particular y el perfil de riesgo del inversor y los fondos disponibles para invertir.
  • Tener una visión clara de la inversión puede hacer que la elección de inversiones sea más fácil y efectiva.

Descripción de las vistas de inversión

Una visión de inversión es la mejor manera de asegurarse de tomar las mejores decisiones para su hogar o negocio. Algunos inversores pueden buscar el «valor», que determinan al observar la relación precio-beneficio (P/E) de una empresa en comparación con la norma de la industria, mientras que otros pueden buscar acciones confiables que generen dividendos. Por supuesto, a medida que las personas envejecen o experimentan otros cambios materiales en la vida, su visión de inversión a menudo cambia.

Tener una visión de inversión firme y clara puede ayudar a los inversores a maximizar las ganancias al concentrar sus esfuerzos en inversiones que conocen y entienden. En esencia, una visión de inversión sólida abarcará ideas generales, como el potencial de ganancias y la tolerancia al riesgo, así como elementos más específicos, como industrias preferidas y sectores económicos.

Cómo funciona una vista de inversión

La visión de inversión de uno difiere de una situación a otra, pero siempre mantiene el objetivo de inversión como base de su análisis. El objetivo de inversión es el objetivo principal de la inversión, y este objetivo dependerá de muchos factores. Los objetivos de inversión financiera más comunes son la seguridad, los ingresos y el crecimiento. Estos objetivos a menudo son mutuamente excluyentes, por lo que el inversionista debe elegir un objetivo para usar en la formación de su visión de inversión.

Las decisiones comerciales pueden tener varias razones diferentes para construir una marca o reducir los participantes potenciales en la industria. Sin embargo, cuando se adopta una visión de inversión, habrá una visión estructurada de la relación costo-rendimiento.

Diferentes vistas de inversión

Si la seguridad es el factor subyacente en su perspectiva de inversión, es posible que desee realizar inversiones conservadoras. Estas inversiones conservadoras incluyen valores emitidos por el gobierno en sistemas económicos estables, bonos corporativos emitidos por empresas grandes y estables, letras del Tesoro del gobierno (T-Bills), certificados de depósito (CD) o bonos municipales y gubernamentales de renta fija. Las inversiones más seguras suelen tener la tasa más baja de rendimiento o rendimiento.

Si su opinión es alto riesgo y alta recompensa, su estrategia podría ser apostar por acciones de crecimiento sin ganancias actuales pero con mucho potencial. Aprovechar las apuestas con contratos de derivados también puede encajar en una visión más especulativa de la inversión.

Consideraciones Especiales

Una visión de inversión bajista generalmente se asocia con una perspectiva negativa del mercado, con los bajistas apostando a que el mercado caerá. Debido a que son pesimistas con respecto a la dirección del mercado, los bajistas utilizan varias técnicas que, a diferencia de las estrategias de inversión tradicionales, obtienen ganancias cuando el mercado cae y pierden dinero cuando sube.

La más común de estas técnicas se conoce como venta corta. Esta estrategia representa lo contrario de la mentalidad tradicional de inversión de compra-baja-venta-alta. Los vendedores al descubierto compran barato y venden caro, pero en orden inverso, vendiendo primero y comprando después una vez (esperan) que el precio haya bajado.

En cambio, una visión alcista sería indicativa de una perspectiva optimista, con la expectativa de aumentos de precios. Los inversores que adoptan un enfoque alcista compran valores bajo el supuesto de que pueden venderlos más tarde a un precio más alto. Los alcistas son inversores optimistas que intentan beneficiarse del movimiento alcista de las acciones, con ciertas estrategias adecuadas a esa teoría.

Deja un comentario