venta de gravamen

¿Qué es una venta de gravamen?

Una venta de gravamen es la venta de la reclamación, o una retención, colocada sobre un activo para satisfacer una deuda impaga. Por lo general, las ventas con gravamen se llevan a cabo como subastas públicas y el gravamen se aplica a bienes inmuebles, automóviles y otros bienes muebles.

Dependiendo de las leyes de un estado en particular, los contratistas, subcontratistas y proveedores pueden gravar una propiedad en la que han trabajado pendiente de pago por los servicios prestados.

Conclusiones clave

  • Una venta de gravamen es la venta de la reclamación, o la retención de un activo, para satisfacer una deuda impaga.
  • Los avisos de venta de gravámenes pueden ser publicados en línea por la agencia local supervisora, así como en los periódicos locales.
  • Hay límites a los montos de las tasas de interés que puede imponer un comprador de gravamen.

Cómo funciona una venta de gravamen

Comprar gravámenes fiscales morosos en una venta se está convirtiendo en una forma de inversión cada vez más popular y es similar a comprar un Certificado de Depósito (CD) a largo plazo. Sin embargo, a diferencia de un CD, los gravámenes fiscales no se pueden volver a vender a la autoridad fiscal y deben retenerse hasta que se paguen. La redención del derecho de retención adquirido se realiza normalmente a una tasa de rendimiento determinada dentro de un marco de tiempo específico.

Las ventas de gravámenes por deudas impagas sobre una propiedad pueden hacer que el monto adeudado aumente aún más. Cuando la deuda del gravamen se vende, generalmente por una agencia del gobierno local, el comprador puede contratar a una empresa de servicio de gravamen que puede agregar más tarifas e intereses al gravamen. Esto le permite al comprador ver un retorno de su inversión ya que el deudor ahora debe pagar los costos adicionales impuestos.

En muchos casos, se enviarán al deudor varios avisos de una venta de gravamen inminente antes de que se presente un aviso que indique la próxima fecha de la subasta.

Si bien un deudor puede deber impuestos y otros cargos, puede haber excepciones que protegerán su propiedad y otros activos de estar sujetos a una venta con gravamen. Por ejemplo, los propietarios de viviendas discapacitados, las personas mayores y los veteranos podrían recibir exenciones.

El personal militar en servicio activo también podría ser elegible para una exención por la venta de gravámenes sobre su propiedad. Cada jurisdicción tendrá sus propios criterios, proceso de solicitud y ventana de tiempo cuando se debe contactar a la agencia responsable.

Comprar una casa con un derecho de retención no está exento de complicaciones.

Hay límites a los montos de las tasas de interés que puede imponer un comprador de gravamen. Los límites de las tasas de interés se establecen a nivel gubernamental y varían según el estado. El proceso de licitación es estilo subasta, siendo el ganador el mejor postor. Debido a que existe un límite a la tasa de interés máxima que puede cobrar un postor ganador, la cantidad que el comprador paga por el derecho de retención es primordial.

Ejemplo de venta de gravamen

Por ejemplo, si la tasa de interés máxima que se puede cobrar por un gravamen es del 12%, es una buena idea poner un límite a su oferta más alta. Cuanto menor sea la oferta ganadora, mejor. Dado que esto es competitivo, un comprador quiere limitar el riesgo de no recibir el pago a tiempo.

Dicho simplemente, pagar una prima del 2 % por la posibilidad de cobrar una tasa de interés de hasta el 12 % es mucho mejor que pagar una prima del 9 %.

Consideraciones Especiales

Los propietarios de propiedades que están sujetas a una venta con gravamen pueden hacer que su propiedad sea eliminada de dicha venta haciendo arreglos de pago para poner al día su deuda pendiente.

Puede haber procedimientos especiales para diferentes tipos de ventas de gravámenes, como una subasta de un vehículo de cierto valor. La forma en que se maneja puede diferir de una venta con gravamen por el contenido de una unidad de autoalmacenamiento si el propietario no paga sus facturas a la empresa de almacenamiento a tiempo.

Los avisos de venta de gravámenes pueden ser publicados en línea por la agencia local supervisora ​​o en los periódicos locales.

Deja un comentario