valores municipales vinculados a la inflación

¿Qué son los valores municipales vinculados a la inflación?

Los valores municipales vinculados a la inflación son vehículos de inversión, emitidos por los municipios locales, donde los pagos de cupones variables están indexados a la tasa de inflación, medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Conclusiones clave

  • Los valores municipales vinculados a la inflación son vehículos de inversión, emitidos por municipios locales, donde el pago de cupón variable está indexado a la tasa de inflación, medida por el IPC.
  • Los valores municipales vinculados a la inflación protegen al tenedor del riesgo de inflación al variar el principal asumido junto con el IPC.
  • Los valores municipales vinculados a la inflación ofrecen tasas de cupón más bajas que los bonos municipales comparables.

Comprender los valores municipales vinculados a la inflación

Los valores municipales vinculados a la inflación son valores similares a los bonos municipales que se venden a inversores. Se compran con una inversión de capital y pagan una tasa de cupón constante, o tasa de interés, sobre ese capital. Tienen una fecha de vencimiento específica y se utilizan para recaudar dinero para algún tipo de mejora municipal o proyecto de infraestructura.

Los valores municipales vinculados a la inflación modifican el monto asumido del principal vinculándolo al Índice de Precios al Consumidor (IPC), una medida aceptada de la tasa de inflación real. Al variar el principal asumido junto con el IPC, el valor protege al tenedor del riesgo de inflación. Tampoco aumentan de precio si la tasa de inflación disminuye. Debido a que son menos los inversores que compran valores municipales vinculados a la inflación que bonos municipales, pueden ser difíciles de negociar, por lo que no se consideran particularmente líquidos.

Títulos municipales vinculados a la inflación frente a bonos municipales

Los valores municipales vinculados a la inflación son muy similares en la mayoría de los aspectos a los bonos municipales. Ambos son emitidos por municipios para recaudar fondos para proyectos de infraestructura, como carreteras, parques, escuelas y aeropuertos. Ambos están estructurados de la misma manera, con un monto principal que paga el inversionista y una tasa de cupón que el municipio paga al tenedor en interés por mantener el valor.

La gran diferencia entre los dos es que un bono municipal paga una tasa de cupón por la duración del bono hasta su vencimiento, mientras que un título vinculado a la inflación municipal ajusta el capital asumido para seguir el ritmo de la inflación. Al ajustar el capital por inflación, cuando se calcula la tasa del cupón, ese pago también se ajusta por inflación. Esto mantiene la tasa de un valor ligado a la inflación municipal que se paga por encima de la tasa de inflación.

Durante los períodos de inflación, si la tasa de inflación fuera mayor que la tasa del cupón, sería posible perder dinero invirtiendo en un bono municipal, porque el interés devengado por el bono sería menor que el valor que el dinero estaba perdiendo debido a la inflación. Al vincularlo al IPC y ajustar el monto del principal a la tasa de inflación, la tasa del cupón se acumula además de la inflación. Así es como los valores municipales vinculados a la inflación pueden proteger a los inversores de perder dinero durante los períodos de inflación. Esta es también la razón por la cual los valores municipales vinculados a la inflación ofrecen tasas de cupón más bajas que los bonos municipales comparables.

Deja un comentario