tarjeta de cargo

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un tipo de tarjeta de pago electrónico que no cobra intereses pero requiere que usted pague el saldo total del estado de cuenta, por lo general mensualmente. Las tarjetas de cargo son ofrecidas por un número limitado de emisores. Tienen un límite de gasto sin tope con generosos beneficios de recompensa para el titular de la tarjeta, pero generalmente cobran una tarifa anual alta.

Conclusiones clave

  • Las tarjetas de crédito no tienen límite de gasto ni cobran intereses.
  • Los titulares de tarjetas deben pagar el saldo en su totalidad, generalmente mensualmente.
  • Si no lo hace, pagará cargos elevados y multas por los saldos impagos.
  • Las tarjetas de crédito generalmente vienen con generosos beneficios y premios, pero cobran altas tarifas anuales.
  • Las tarjetas de crédito en su forma más auténtica se han vuelto cada vez más raras.

Cómo funcionan las tarjetas de cargo

Una tarjeta de crédito es una tarjeta de marca que está disponible para su uso en cualquier lugar donde se acepte la marca para pagos electrónicos. Estas tarjetas tienen características similares a las de una tarjeta de crédito estándar, pero también tienen algunas diferencias claras.

A diferencia de las tarjetas de crédito, las tarjetas de cargo permiten gastos ilimitados y no cobran intereses, pero deben pagarse en su totalidad cada mes, lo que limita su uso. Los pagos atrasados ​​se informan a las agencias de crédito y pueden afectar sustancialmente la calificación crediticia del prestatario.

Las tarjetas de crédito son populares debido a las recompensas y los beneficios que ofrecen con cada compra. Los titulares de tarjetas pueden ganar puntos e incluso créditos de estado de cuenta con sus compras, a menudo con puntos dobles y triples en gastos de comidas y viajes. Los emisores de tarjetas ofrecen exposición a los titulares de tarjetas a una amplia variedad de artículos estándar, marcas de lujo y ofertas de viajes que se pueden comprar con puntos acumulados de una tarjeta de crédito.

Las tarjetas de crédito requieren una solicitud de crédito para su aprobación y, por lo general, solo se aprueban para prestatarios de alta calidad con un crédito excelente o bueno.

Pros y contras de las tarjetas de crédito

Debido a que las tarjetas de crédito no tienen un límite de gasto establecido, puede cargar una cantidad ilimitada de compras a su tarjeta. La desventaja es que, a diferencia de una tarjeta de crédito, debe pagar el saldo completo todos los meses. Para alentarlo a que lo haga, las tarjetas de crédito generalmente imponen tarifas y sanciones estrictas sobre los saldos impagos.

Desde una perspectiva financiera, las tarjetas de crédito representan poco peligro para su bienestar financiero si paga el saldo. Desalientan o imposibilitan llevar un saldo, por lo que se minimiza la tentación de comprar lo que no se puede permitir o de acumular deudas.

Las tarjetas de crédito generalmente incluyen una tarifa anual alta que puede ascender a $500. A pesar de la tarifa anual, algunos consumidores prefieren las tarjetas de crédito porque evitan los gastos relacionados con los intereses que conlleva el uso de una tarjeta de crédito. Las tasas de interés que cobran las tarjetas de crédito suelen ser altas.

Aunque muchas tarjetas de crédito ofrecen premios y ventajas, las que se ofrecen con tarjetas de cargo tienden a ser mayores. Potencialmente pueden ser una buena opción para viajes de negocios.

Si le preocupan las tarifas potencialmente altas pero aún desea ganar recompensas, vale la pena tener en cuenta que algunas de las mejores tarjetas de crédito de recompensas no requieren tarifas anuales.

Cargue tarjetas hoy

Las tarjetas de crédito se han vuelto cada vez más raras, aunque todavía se pueden encontrar entre algunos emisores, como para comprar gasolina. American Express fue un emisor principal de tarjetas de crédito, incluidas sus icónicas tarjetas Green, Gold y Platinum, aunque dejó de ofrecerlas en su forma real.

En los últimos años, Amex comenzó a implementar sus funciones Pay Over Time y Pay It Plan It, que ofrecen flexibilidad de pago. Pay Over Time les da a los tarjetahabientes la opción en compras elegibles de $100 o más para mantener un saldo por el cual se les cobrarán intereses. Los titulares de tarjetas pueden activar o desactivar la opción según sea necesario. Pay It Plan Brinda la posibilidad de dividir compras de al menos $100 en pagos mensuales iguales y cobra una tarifa fija pero sin intereses.

En todos los demás aspectos, las tarjetas siguen funcionando como tarjetas de crédito, aunque Amex ya no se refiere a ellas como tales. Por ejemplo, no hay un límite de crédito preestablecido, las tarjetas vienen con una variedad de premios sólidos y hay tarifas anuales considerables para aquellos con más beneficios.

Deja un comentario