Shenzhen SEZ, China

¿Qué es la ZEE de Shenzhen, China?

La Zona Económica Especial de Shenzhen (SEZ), China, es un centro empresarial, de innovación y financiero líder en China. La economía de rápido crecimiento de Shenzhen se caracteriza por tres industrias: transporte y logística, alta tecnología y servicios financieros. Shenzhen es un líder mundial en la cadena de suministro y envío y tiene el cuarto puerto de contenedores más activo del mundo a partir de 2019.

Comprensión de la ZEE de Shenzhen, China

La ZEE de Shenzhen es reconocible por sus parques industriales masivos, como Huawei Tech City, donde una generosa inversión en I + D ha creado un centro de innovación global. Para atender las crecientes necesidades de las industrias de transporte marítimo y de alta tecnología, y como principal punto de acceso para la inversión extranjera en China continental desde Hong Kong, Shenzhen se ha convertido en uno de los principales centros financieros de China.

El crecimiento de la ZEE de Shenzhen

Una vez que fue una pequeña y antigua aldea con una población de 30.000 habitantes en la década de 1970, la moderna ciudad de Shenzhen se ha convertido en un epicentro global financiero y tecnológico de vanguardia. En 1980, el entonces líder del Partido Comunista Deng Xiaoping designó a la ciudad del sur como una de las cuatro ZEE. Las ZEE reciben beneficios fiscales especiales y un trato preferencial para la inversión extranjera. Shenzhen creció exponencialmente y su PIB per cápita creció un 33,479% de 1979 a 2019. El PIB de Shenzhen superó los 381 mil millones de dólares en 2019 debido a su exitoso sector tecnológico, y este crecimiento superó al de Hong Kong y Singapur.

Desde entonces, la ciudad ha crecido y ahora tiene más de 13,4 millones de habitantes. El mandarín es el idioma oficial de la zona, pero se habla mucho cantonés e inglés. Ubicada estratégicamente en la provincia de Guangdong, en la región del río Pearl, y adyacente a Macao y Hong Kong, Shenzhen es una entrada principal a China continental. Shenzhen, una vez considerada la meca de las maquiladoras, ahora es el hogar de alta tecnología de las principales empresas tecnológicas chinas como el gigante de Internet Tencent, la empresa de telecomunicaciones Huawei y el fabricante de drones DJI. Shenzhen también alberga la Bolsa de Valores de Shenzhen y es uno de los centros financieros más activos del mundo.

Dominio de China en la carrera tecnológica

China está liderando la carrera de innovación tecnológica al invertir fuertemente en I + D tecnológico. El China Daily informó que más del 4,2% del PIB de Shenzhen se gastó en I + D para 2020.

En abril de 2017, el presidente Xi Jinping de China anunció que una pequeña área agrícola llamada Xiongan sería la próxima ZEE y se espera que se convierta en otro centro de tecnología e innovación repleto de nuevas empresas tecnológicas, instituciones de aprendizaje y lo último en transporte.