sanción comercial

¿Qué es una sanción comercial?

Las sanciones comerciales son restricciones legales al comercio con un país. Las sanciones comerciales son una subcategoría de sanciones económicas, que son sanciones económicas impuestas a un país para lograr objetivos políticos más allá de la actividad económica sancionada.

Conclusiones clave

  • Las sanciones comerciales son restricciones al comercio con un país por razones de política exterior.
  • Se pueden imponer sanciones comerciales para alterar políticas objetables o para castigarlas.
  • Las restricciones a la exportación e importación son el tipo más común de sanción comercial.
  • El embargo es la sanción comercial más severa como prohibición general del comercio.
  • Los aranceles y las cuotas también se pueden utilizar como sanciones comerciales, pero con mayor frecuencia protegen a los productores nacionales de la competencia extranjera.

Comprender las sanciones comerciales

Las sanciones comerciales se pueden utilizar para castigar una política en particular o para aumentar sus costos y fomentar un cambio de comportamiento. Las sanciones pueden ser unilaterales, impuestas por un solo país, o multilaterales si así lo acuerdan varias naciones. Las sanciones también pueden ser adoptadas por organizaciones internacionales como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Las sanciones multilaterales pueden ser particularmente efectivas, pero incluso las sanciones unilaterales impuestas por una gran potencia económica como los EE. UU. pueden movilizar un amplio apoyo público al tiempo que brindan una alternativa al uso de la fuerza militar.

Los críticos de las sanciones a menudo mencionan el daño que pueden causar a los civiles que no son responsables de las políticas de su gobierno. Las sanciones comerciales también perjudican a los socios comerciales de los países sancionados de las jurisdicciones sancionadoras.

Mecanismos de sanciones comerciales

Los tipos más comunes de sanciones comerciales son las barreras no arancelarias (BNA) y los embargos. Las barreras no arancelarias pueden incluir regímenes de licencias de exportación o prohibiciones absolutas de exportación e importación para productos y servicios específicos. Las cuotas y los aranceles no suelen aplicarse como sanciones, aunque pueden modificarse o mantenerse como parte de un régimen de sanciones. Las incautaciones y congelamientos de activos son parte de la caja de herramientas de sanciones económicas más amplias y ciertamente pueden obstaculizar el comercio, pero no son una sanción comercial específicamente.

Embargos

Un embargo es la sanción comercial más severa, como una prohibición general de la mayor parte del comercio con el país sancionado. Por ejemplo, EE. UU. mantiene embargos comerciales contra Cuba, Irán, Corea del Norte, Siria y Crimea en Ucrania ocupada por Rusia, prohibiendo todas las importaciones y exportaciones sin una autorización de licencia del gobierno de EE. UU.

Restricciones de exportación

Las restricciones a la exportación, incluidos los requisitos de licencia y las prohibiciones absolutas, generalmente tienen como objetivo las transferencias de tecnología avanzada al gobierno o socios comerciales privados en un país sancionado. A menudo se dirigen a industrias implicadas en las acciones bajo sanción y otras consideradas particularmente valiosas para el país sancionado.

Por ejemplo, en respuesta a la invasión rusa de Ucrania, el gobierno de EE. UU. en febrero de 2022 restringió las exportaciones de EE. UU. a Rusia, así como las exportaciones de terceros que utilizan tecnología de EE. UU. en semiconductores, telecomunicaciones, seguridad de cifrado, láseres, sensores, navegación, aviónica y marítimo. tecnologías En marzo de 2022, EE. UU. prohibió las exportaciones de tecnología de refinación de petróleo y gas a Rusia e impuso amplias restricciones de exportación a Bielorrusia por el papel de ese país en la ayuda a la invasión rusa.

Restricciones de importación

Las restricciones a la importación y las prohibiciones absolutas tienen como objetivo la importación de productos o servicios del país sancionado. Las propuestas para prohibir las importaciones de petróleo crudo ruso en respuesta a la invasión rusa de Ucrania sacudieron los mercados energéticos mundiales en marzo de 2022. Las prohibiciones permanentes de la Unión Europea sobre las importaciones de armas sirias y carbón somalí han atraído menos atención.

Aranceles y Cuotas

Debido a que los aranceles y las cuotas limitan el comercio pero no lo prohíben por completo, se utilizan más a menudo para frenar los flujos comerciales por motivaciones económicas (como fomentar el empleo nacional, por ejemplo) que por razones de política exterior. El uso de los aranceles por parte de los Estados Unidos como herramienta de política exterior se expandió dramáticamente durante la administración Trump.

Aun así, las sanciones económicas se han incorporado a los regímenes arancelarios y de cuotas de EE. UU. durante mucho tiempo. La enmienda Jackson-Vanik a la Ley de Comercio de 1974 buscaba retener el estatus de nación más favorecida garantizando aranceles no discriminatorios de las economías que no son de mercado y restringiendo la emigración. Aplicada inicialmente a la Unión Soviética y China, la enmienda Jackson-Vanik fue derogada para China en 2000 y suplantada para Rusia y Moldavia por la Ley Magnitsky de 2012. La enmienda Jackson-Vanik sigue vigente para Azerbaiyán, Bielorrusia, Kazajstán, Uzbekistán, Tayikistán y Turkmenistán.

Las cuotas comerciales son una herramienta de sanciones menos común que los aranceles, pero también se han utilizado. En 1983, Estados Unidos recortó la cuota de importación de azúcar de Nicaragua en un 90% como parte de un esfuerzo por derrocar al gobierno del país. La cuota se restableció en 1990.

La línea de fondo

El liderazgo occidental en el comercio mundial y las tecnologías avanzadas hace que las sanciones comerciales sean una política alternativa atractiva al uso de la fuerza en disputas internacionales.

La efectividad de las sanciones comerciales depende de qué tan ampliamente sean adoptadas por los socios comerciales del país sancionado y el grado en que se dirijan a sus industrias y liderazgo más valiosos. La efectividad de las sanciones también depende de las respuestas del país sancionado.

La eficacia de las sanciones comerciales no se limita a los casos en que un país sancionado revierte sus políticas para que se levanten las sanciones, aunque eso ha sucedido, especialmente en la era del apartheid en Sudáfrica. Las sanciones pueden considerarse efectivas si su resultado es preferible al resultado esperado en su ausencia, o incluso si simplemente imponen costos al país sancionado y registran la desaprobación del país sancionador.

Deja un comentario