rebote sobrevendido

¿Qué es un rebote de sobreventa?

Un rebote de sobreventa es un repunte en los precios de los valores que se produce debido a que la liquidación anterior se percibe como demasiado grave. Puede ser de naturaleza efímera, ya que los fundamentos subyacentes aún pueden apuntar a precios más bajos; sin embargo, la velocidad de la liquidación puede haber sido demasiado severa inicialmente, lo que provocó el rebote.

La acción de precio opuesta a un rebote de sobreventa sería una liquidación resultante de la sobrecompra de precios.

Conclusiones clave

  • Un rebote sobrevendido se refiere a un repunte en el precio de un valor después de una liquidación que se percibe como demasiado severa.
  • Durante un rebote de sobreventa, el precio de un valor sube rápidamente a un nivel en línea con su valoración.
  • El precio de un activo puede caer drásticamente por comportamiento de manada, aversión a la pérdida, pánico, así como por noticias negativas relacionadas con el valor o el mercado.
  • Un valor sobrevendido es aquel cuyo precio está por debajo de su valor en libros o valor intrínseco.
  • El análisis técnico y el análisis fundamental se pueden utilizar para determinar si un valor está sobrevendido o no.

Comprender un rebote de sobreventa

Antes de un rebote de sobreventa, debido a tendencias de comportamiento como el comportamiento de manada, la aversión a la pérdida y la tentación de entrar en pánico, los precios pueden caer más de lo que deberían según el análisis técnico y/o fundamental. Tal acción del precio puede ocurrir en cualquier número de mercados, incluidas acciones, bonos y materias primas.

Un rebote sobrevendido implica que los precios se están corrigiendo al alza porque bajaron demasiado justo antes del rebote. Estar sobrevendido significa que el precio de un activo o mercado ha caído a un nivel por debajo de su valor razonable. Los datos macroeconómicos negativos, como las cifras de empleo o el producto interno bruto (PIB), que no alcanzan sus estimaciones, pueden causar ventas masivas, mientras que los datos específicos de la empresa, como las bajas ganancias corporativas o la orientación a la baja, pueden hacer lo mismo con una acción individual.

Un rebote de sobreventa ocurre cuando los inversores comienzan a comprar más y más valores que perciben que tienen un precio demasiado bajo, lo que provoca un rápido aumento en el precio de ese valor.

Cómo detectar condiciones de sobreventa

La determinación de si los precios han caído a un nivel de sobreventa puede basarse en un análisis fundamental o un análisis técnico. En el lado fundamental, si los precios se han vendido por debajo del valor en libros o el valor intrínseco, puede haber un caso sólido de que se vendió en exceso, o si el precio bajo implica una relación precio-beneficio (P/E) que es de repente mucho más bajo que sus pares. A menudo, una condición de sobreventa estará motivada por el miedo.

Con el análisis técnico, la sobreventa se puede juzgar observando los indicadores técnicos. Los precios que caen por debajo de una media móvil, por ejemplo, pueden indicar que el precio es demasiado bajo. A menudo, se emplean indicadores como los osciladores para determinar un límite inferior potencial que, si se alcanza, indicaría una sobreventa. Los técnicos del mercado utilizan el índice de fuerza relativa (RSI), el oscilador estocástico, la medida de divergencia de convergencia del promedio móvil (MACD) y el índice de flujo de dinero para detectar condiciones de sobreventa.

Cuando suficientes participantes del mercado deducen que el precio de un activo está sobrevendido, es probable que ingresen a ese mercado como compradores para ofertar ese precio al menos hasta el nivel de equilibrio en el que debería estar según las medidas técnicas o los modelos de valoración. Debido a que muchas personas pueden llegar a esta conclusión al mismo tiempo y competir entre sí para comprar acciones infravaloradas, los precios tienden a recuperarse con bastante rapidez.

Si hay muchos vendedores en corto en un mercado sobrevendido, el rebote resultante puede ser aún más pronunciado, ya que esos cortos se ven obligados a cubrir en una contracción corta. Estar sobrevendido es una medida subjetiva aunque tiene consideraciones objetivas. Como tal, no todos los activos «sobrevendidos» experimentarán tal rebote.

Ejemplo de un rebote de sobreventa

Las acciones de la compañía ABC cotizan a un precio de $100. En su último informe trimestral de ganancias, la compañía anunció ganancias por acción (EPS) de $1,45. Los analistas habían estimado que el EPS sería de $1,51. Esto, combinado con la noticia reciente de que la empresa ABC tendrá que pagar un acuerdo judicial de $2 millones, hace que los inversores sean pesimistas con respecto a las acciones. Como resultado, los inversores comienzan a vender. A medida que otros inversores notan la caída del precio de las acciones y las noticias, también comienzan a vender. En un mes, el precio de las acciones de la empresa ABC pasa de $100 a $85.

Después de este mes, los inversionistas se dan cuenta de que las acciones han caído rápidamente, particularmente cuando se comparan con su valor en libros, creyendo que están infravaloradas o sobrevendidas. Esto, combinado con el hecho de que la compañía tiene reservas de efectivo de $ 20 millones, lo que hace que el acuerdo judicial de $ 2 millones no sea un gran problema, da como resultado que los inversores vuelvan a comprar las acciones, ya que la perspectiva a largo plazo de la compañía sigue siendo sólida. Los inversores comienzan rápidamente a comprar las acciones nuevamente, el precio aumenta, otros inversores se suben al carro y las acciones experimentan un rebote de sobreventa.

Investopedia no proporciona servicios ni asesoramiento fiscal, de inversión o financiero. La información se presenta sin considerar los objetivos de inversión, la tolerancia al riesgo o las circunstancias financieras de ningún inversionista específico y podría no ser adecuada para todos los inversionistas. Invertir conlleva riesgos, incluyendo la posible pérdida de capital. Los inversores deben considerar contratar a un profesional financiero para determinar una estrategia adecuada de ahorro, impuestos e inversiones para la jubilación.

Deja un comentario