¿Qué son las 5 fuerzas de Porter?

¿Qué son las cinco fuerzas de Porter?

Las Cinco Fuerzas de Porter es un modelo que identifica y analiza cinco fuerzas competitivas que dan forma a cada industria y ayuda a determinar las debilidades y fortalezas de una industria. El análisis de las Cinco Fuerzas se usa con frecuencia para identificar la estructura de una industria para determinar la estrategia corporativa.

El modelo de Porter se puede aplicar a cualquier segmento de la economía para comprender el nivel de competencia dentro de la industria y mejorar la rentabilidad a largo plazo de una empresa. El modelo Five Forces lleva el nombre del profesor de la Escuela de Negocios de Harvard, Michael E. Porter.

Las 5 fuerzas de Porter son:

  1. Competencia en la industria
  2. Potencial de nuevos participantes en la industria.
  3. Poder de los proveedores
  4. poder de los clientes
  5. Amenaza de productos sustitutos

Conclusiones clave

  • Las cinco fuerzas de Porter es un marco para analizar el entorno competitivo de una empresa.
  • Las cinco fuerzas de Porter son una guía de uso frecuente para evaluar las fuerzas competitivas que influyen en una variedad de sectores comerciales.
  • Fue creado por el profesor Michael E. Porter de la Escuela de Negocios de Harvard en 1979 y desde entonces se ha convertido en una herramienta importante para los gerentes.
  • Estas fuerzas incluyen el número y el poder de los rivales competitivos de una empresa, los posibles nuevos participantes en el mercado, los proveedores, los clientes y los productos sustitutos que influyen en la rentabilidad de una empresa.
  • El análisis de las Cinco Fuerzas se puede utilizar para guiar la estrategia comercial para aumentar la ventaja competitiva.

Comprender las cinco fuerzas de Porter

Las Cinco Fuerzas de Porter es un modelo de análisis empresarial que ayuda a explicar por qué varias industrias pueden mantener diferentes niveles de rentabilidad. El modelo fue publicado en el libro de Michael E. Porter, Estrategia Competitiva: Técnicas para Analizar Industrias y Competidores en 1979.

El modelo Five Forces es ampliamente utilizado para analizar la estructura de la industria de una empresa, así como su estrategia corporativa. Porter identificó cinco fuerzas innegables que juegan un papel en la configuración de todos los mercados e industrias del mundo, con algunas advertencias. Las Cinco Fuerzas se utilizan con frecuencia para medir la intensidad de la competencia, el atractivo y la rentabilidad de una industria o mercado.

1. Competencia en la Industria

La primera de las Cinco Fuerzas se refiere al número de competidores y su capacidad para socavar a una empresa. Cuanto mayor sea el número de competidores, junto con el número de productos y servicios equivalentes que ofrecen, menor será el poder de una empresa.

Los proveedores y compradores buscan la competencia de una empresa si pueden ofrecer un mejor trato o precios más bajos. Por el contrario, cuando la rivalidad competitiva es baja, una empresa tiene mayor poder para cobrar precios más altos y establecer los términos de los acuerdos para lograr mayores ventas y ganancias.

2. Potencial de nuevos participantes en una industria

El poder de una empresa también se ve afectado por la fuerza de los nuevos participantes en su mercado. Cuanto menos tiempo y dinero le cueste a un competidor ingresar al mercado de una empresa y ser un competidor efectivo, más se debilitará significativamente la posición de una empresa establecida.

Una industria con fuertes barreras de entrada es ideal para las empresas existentes dentro de esa industria, ya que la empresa podría cobrar precios más altos y negociar mejores condiciones.

3. Poder de los Proveedores

El siguiente factor en el modelo de Porter aborda la facilidad con la que los proveedores pueden aumentar el costo de los insumos. Se ve afectado por la cantidad de proveedores de insumos clave de un bien o servicio, qué tan únicos son estos insumos y cuánto le costaría a una empresa cambiar a otro proveedor. Cuantos menos proveedores tenga una industria, más dependerá una empresa de un proveedor.

Como resultado, el proveedor tiene más poder y puede aumentar los costos de los insumos y buscar otras ventajas en el comercio. Por otro lado, cuando hay muchos proveedores o bajos costos de cambio entre proveedores rivales, una empresa puede mantener sus costos de insumos más bajos y aumentar sus ganancias.

4. Poder de los clientes

La capacidad que tienen los clientes para bajar los precios o su nivel de poder es una de las Cinco Fuerzas. Se ve afectado por la cantidad de compradores o clientes que tiene una empresa, la importancia de cada cliente y cuánto le costaría a una empresa encontrar nuevos clientes o mercados para su producción.

Una base de clientes más pequeña y poderosa significa que cada cliente tiene más poder para negociar precios más bajos y mejores ofertas. A una empresa que tiene muchos clientes independientes más pequeños le resultará más fácil cobrar precios más altos para aumentar la rentabilidad.

El modelo de las Cinco Fuerzas puede ayudar a las empresas a aumentar las ganancias, pero deben monitorear continuamente cualquier cambio en las Cinco Fuerzas y ajustar su estrategia comercial.

5. Amenaza de Sustitutos

La última de las Cinco Fuerzas se centra en los suplentes. Los bienes o servicios sustitutos que pueden usarse en lugar de los productos o servicios de una empresa representan una amenaza. Las empresas que producen bienes o servicios para los que no existen sustitutos cercanos tendrán más poder para aumentar los precios y fijar condiciones favorables. Cuando hay sustitutos cercanos disponibles, los clientes tendrán la opción de renunciar a comprar el producto de una empresa y el poder de una empresa puede debilitarse.

Comprender las Cinco Fuerzas de Porter y cómo se aplican a una industria puede permitir que una empresa ajuste su estrategia comercial para utilizar mejor sus recursos para generar mayores ganancias para sus inversores.

¿Para qué se utilizan las cinco fuerzas de Porter?

El modelo de las cinco fuerzas de Porter ayuda a los gerentes y analistas a comprender el panorama competitivo al que se enfrenta una empresa y cómo se posiciona una empresa dentro de él.

¿Sigue siendo relevante el modelo de las cinco fuerzas de Porter?

Sí, aunque fue creado hace más de 40 años, el Modelo de las Cinco Fuerzas sigue siendo una herramienta útil para entender cómo se posiciona competitivamente una empresa.

¿Cuáles son algunos inconvenientes de las cinco fuerzas de Porter?

El modelo de las Cinco Fuerzas tiene algunos inconvenientes, entre ellos que es retrospectivo, lo que hace que sus hallazgos sean en su mayoría relevantes solo a corto plazo; esa limitación se ve agravada por el impacto de la globalización.

Otro gran inconveniente es la tendencia a tratar de utilizar las cinco fuerzas para analizar una empresa individual, frente a una industria amplia, que es como se pretendía el marco.

También es problemático que el marco esté estructurado de modo que cada empresa se coloque en un grupo industrial cuando algunas empresas abarcan varias. Otro problema incluye la necesidad de evaluar las cinco fuerzas por igual cuando algunas industrias no se ven tan afectadas por las cinco.

¿Cuál es la diferencia entre las cinco fuerzas de Porter y el análisis FODA?

Las 5 fuerzas de Porter y el análisis FODA (fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas) son herramientas que se utilizan para analizar y tomar decisiones estratégicas. Las empresas, los analistas y los inversores utilizan las 5 Fuerzas de Porter para analizar el entorno competitivo dentro de una industria, mientras que tienden a utilizar un análisis DAFO para mirar más profundamente dentro de una organización para analizar su potencial interno.

La línea de fondo

El marco de las cinco fuerzas de Porter define los criterios más importantes que se deben tener en cuenta al observar el panorama competitivo de una corporación. Los altos niveles de amenaza generalmente indican que las ganancias futuras pueden deteriorarse y viceversa. Por ejemplo, una puesta en marcha temprana en una industria de rápido crecimiento podría quedar rápidamente excluida si no existen barreras de entrada. Del mismo modo, una empresa que vende productos para los que existen numerosos sustitutos no podrá ejercer el poder de fijación de precios para mejorar sus márgenes, e incluso puede perder cuota de mercado frente a sus competidores.

La razón por la que el modelo de Porter se adoptó tan ampliamente es que obliga a las empresas a mirar más allá de su propio negocio inmediato y a su industria en su conjunto al hacer planes a largo plazo. Porter’s todavía juega un papel vital en eso, pero no debería ser la única herramienta en la caja de herramientas cuando se trata de construir una estrategia comercial.

Deja un comentario