Qué hacer con una gran herencia

Una gran herencia puede ser tanto una bendición como una carga: una bendición porque el dinero podría ser útil algún día y una carga porque impone una cierta responsabilidad al receptor de usarlo sabiamente y no simplemente despilfarrarlo. Aquí hay una guía paso a paso para cualquier persona que haya recibido o esté esperando recibir una gran herencia.

Conclusiones clave

  • Si heredas una gran cantidad de dinero, tómate tu tiempo para decidir qué hacer con él.
  • Una cuenta bancaria o cooperativa de crédito asegurada por el gobierno federal puede ser un lugar bueno y seguro para guardar el dinero mientras toma sus decisiones.
  • Pagar deudas con intereses altos, como las deudas de tarjetas de crédito, es un buen uso para una herencia.
  • Por lo general, no deberá impuestos sobre el dinero que herede, pero otros activos heredados, como valores, cuentas de jubilación o bienes raíces, pueden tener implicaciones fiscales.

1. No asuma que lo obtendrá

En primer lugar, si espera una gran herencia algún día pero aún no ha recibido el dinero, no cuente con ello. Las cosas pueden cambiar. Su pariente u otro benefactor podría incurrir en grandes facturas médicas o de residencia de ancianos al final de su vida. Pueden decidir dejarlo todo a la caridad. Pueden ser estafados por un estafador.

Un estudio publicado por la Oficina de Estadísticas Laborales en 2011 encontró que un auge de la herencia pronosticado durante mucho tiempo cuando la generación de la era de la Segunda Guerra Mundial pasó su riqueza a sus descendientes de la generación del baby boom nunca se materializó. Entre 1989 y 2007, solo alrededor del 21% de los hogares informaron haber recibido una herencia o donación de bienes. Además, la herencia promedio actual es de aproximadamente $46,200, según la Reserva Federal, una cantidad que muchas familias pueden encontrar útil pero que no cambia la vida.

Los herederos de la riqueza acumulada de los baby boomers también pueden sentirse decepcionados cuando llegue su día. Esta es una buena razón para que los miembros de las generaciones más jóvenes continúen con sus propias vidas financieras, inviertan lo que puedan para el futuro, traten de evitar demasiadas deudas y no dependan de una ganancia inesperada que tal vez nunca llegue.

2. Tómatelo con calma

Si recibe una herencia sustancial, no sienta que tiene que apresurarse a tomar ninguna decisión. Lidiar con el duelo no es fácil y agregar dinero a la mezcla solo puede complicar las cosas.

Lo que debe hacer primero dependerá de qué forma (o formas) tome su herencia. Por ejemplo, si hereda dinero en efectivo, es posible que desee dejarlo en un lugar seguro por un tiempo. Una cuenta bancaria o cooperativa de crédito asegurada por el gobierno federal sería una buena opción. Dichas cuentas están aseguradas hasta por $250,000 por depositante, por institución financiera. Puede organizar una mayor cobertura configurando varios tipos diferentes de cuentas. Por ejemplo, si abre una cuenta individual y una cuenta conjunta, estará cubierto por un total de $750,000. Si heredas más dinero del que puede asegurar una entidad financiera, puedes repartirlo entre varias.

Si recibe otros tipos de activos, como valores, cuentas de jubilación, bienes raíces o un interés en un negocio, deberá trabajar con el albacea del patrimonio para que todo se transfiera correctamente a su nombre.

Tenga en cuenta, también, que incluso si tiene prisa, obtener lo que se debe puede tomar tiempo. La sucesión, el proceso legal a través del cual se distribuyen los bienes de un patrimonio bajo la dirección de un tribunal, puede demorar entre semanas y años, según la complejidad del patrimonio y si alguien impugna el testamento. En promedio, toma alrededor de nueve meses.

3. Busque asesoramiento si lo necesita

Según la cantidad de dinero involucrada y su propio nivel de comodidad al tomar decisiones financieras, es posible que desee pagar por alguna orientación profesional. Un planificador financiero puede ayudarlo a decidir cuál es la mejor manera de manejar el dinero a corto plazo, así como diseñar un plan financiero a largo plazo que tenga en cuenta todos sus activos y obligaciones.

Una buena opción en este caso sería un planificador financiero que solo cobra honorarios, del tipo que no recibe comisiones por guiarlo hacia inversiones particulares, pero le cobra por sus servicios. Ese acuerdo tiene por objeto eliminar cualquier conflicto de intereses por parte del planificador.

Un planificador también puede ayudarlo a determinar cómo manejar cualquier activo que no sea en efectivo que haya heredado. Si heredó valores, por ejemplo, deberá decidir si son adecuados para su cartera o si debe venderlos y comprar algo más.

4. Pagar deudas

Un uso que vale la pena para el dinero heredado es pagar sus deudas, particularmente las deudas con intereses altos, como tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles. La deuda con intereses más bajos, como la hipoteca de una casa, si tiene una, es más una cuestión de criterio. Si te sentirías más seguro con una hipoteca pagada, por supuesto, utiliza la herencia para ese propósito. Si prefiere invertir el dinero para obtener un rendimiento más alto de lo que le está costando su hipoteca, ese también es un curso razonable, aunque más riesgoso.

5. Invierte el resto

Cuando haya pagado sus deudas, puede decidir qué hacer con el dinero que todavía está seguro en sus cuentas bancarias o cooperativas de crédito. Una vez más, no se apresure.

Con la ayuda de un planificador financiero, o por su cuenta si lo prefiere, probablemente querrá comenzar a invertir el dinero. El dinero heredado no es diferente del dinero que ha ganado para sí mismo en términos de principios de inversión. A menos que desee mantener la herencia separada por motivos sentimentales o de otro tipo, considérelo en el contexto de toda su cartera. Apuntar a estar apropiadamente diversificado entre una variedad de inversiones con diferentes niveles de riesgo. Y en lugar de invertirlo todo de una vez (y arriesgarse a comprar cuando los precios son irrealmente altos), considere hacerlo durante un período de tiempo, usando una estrategia como el costo promedio en dólares o el valor promedio.

Su herencia también puede brindarle la oportunidad de aumentar sus contribuciones a su jubilación o cuentas del plan de ahorro para la universidad 529. Estrictamente hablando, debido a que el dinero heredado no es ingreso del trabajo u otra compensación sujeta a impuestos, no puede ponerlo en una cuenta de jubilación; sin embargo, puede usarlo para liberar parte de sus ingresos ganados para ese propósito.

6. Comprender las Implicaciones Fiscales

A menos que herede una gran cantidad de dinero, probablemente no tendrá que preocuparse por los impuestos federales sobre el patrimonio. En 2022, por ejemplo, solo se aplicarán en propiedades con un valor de $ 12,06 millones o más. Algunos estados también tienen impuestos sobre la herencia, pero tampoco tiene que preocuparse por ellos porque el patrimonio tiene que pagarlos, no usted.

Sin embargo, ciertos tipos de activos tienen implicaciones fiscales. Por ejemplo, si hereda valores, anote el valor de los valores el día en que murió la persona de quien los heredó. Eso es porque necesitará saber su base de costo si alguna vez decide venderlos.

Las cuentas IRA heredadas también son más complicadas. Las reglas fiscales varían según si el difunto era su cónyuge u otra persona y también según el tipo de IRA: tradicional o Roth. No deberá impuestos sobre la cantidad que herede, pero pagará impuestos cuando tome distribuciones de una IRA tradicional tal como lo habría hecho el propietario original. En el caso de las cuentas IRA Roth, sus retiros generalmente están libres de impuestos, pero generalmente debe agotar la cuenta dentro de los cinco años.

El IRS explica estas reglas en detalle en la Publicación 590-B, Distribuciones de Arreglos de Jubilación Individual (IRA).

7. Derroche si es necesario, pero no se vuelva loco

Finalmente, nos saltaremos los dedos si desea gastar parte de su herencia en usted mismo o en sus seres queridos. Ahora es tu dinero. Pero vale la pena recordar que cuando se ha ido, se ha ido, mientras que si invierte con sensatez, lo tendrá en los años venideros. Incluso podrías pasarlo a tus propios herederos algún día.

¿Qué se considera una gran herencia?

Si una herencia es grande, pequeña o intermedia es un asunto subjetivo que depende de la persona que la recibe. Como era de esperar, las familias adineradas tienden a transmitir una mayor riqueza. En 2019, por ejemplo, las familias más ricas reportaron herencias promedio de $719,000, mientras que las familias más pobres (aquellas que recibieron alguna herencia) reportaron una herencia promedio de $9,700. Otra forma de verlo es el impacto. Una herencia de $9,700 podría ser una bendición para alguien con pocos activos, mientras que $719,000 otorgados a una persona que ya es rica podría significar poco.

¿Dónde debo depositar una gran herencia en efectivo?

Un buen lugar para depositar una gran herencia en efectivo, al menos a corto plazo, sería un banco o cooperativa de crédito asegurado por el gobierno federal. Su dinero no generará muchos intereses, pero mientras se mantenga dentro de los límites legales, estará seguro hasta que decida qué hacer con él.

¿Qué sucede si heredo una casa?

Si heredas una casa, básicamente tienes tres opciones: conservarla y vivir en ella (ya sea a tiempo completo o parcial), conservarla y alquilarla o venderla. Tenga en cuenta que si vende la casa, podría adeudar impuestos sobre las ganancias de capital por la diferencia entre lo que valía cuando la persona murió (su base de costo) y lo que vale cuando se vende. Otra consideración es si la casa está totalmente pagada; si todavía tiene una hipoteca, ahora serás responsable de hacer esos pagos. Por supuesto, eso también se aplica a los impuestos locales sobre la propiedad, los seguros, etc.

La línea de fondo

Si recibe una gran herencia y la usa sabiamente, puede marcar una diferencia positiva en su vida. Pero no se apresure a tomar ninguna decisión y busque asesoramiento profesional si lo necesita.

Deja un comentario