Qué es y por qué es importante

Los rendimientos de los bonos del Tesoro (o tasas) son rastreados por los inversores por muchas razones. Los rendimientos son pagados por el gobierno de los EE. UU. como interés por pedir dinero prestado a través de la venta del bono. Pero, ¿qué significa esto y cómo se encuentra la información de rendimiento?

Las Letras del Tesoro son préstamos al gobierno federal que vencen a plazos que van desde unos pocos días hasta 52 semanas. Una Nota del Tesoro tiene un vencimiento de dos a 10 años, mientras que un Bono del Tesoro tiene un vencimiento de 20 o 30 años.

El rendimiento del Tesoro a 10 años se observa de cerca como un indicador de una mayor confianza de los inversores. Debido a que las letras, notas y bonos del Tesoro cuentan con el respaldo total del gobierno de los EE. UU., se consideran una de las inversiones más seguras.

Conclusiones clave

  • Los valores del Tesoro son préstamos al gobierno federal. Los vencimientos van desde semanas hasta 30 años.
  • Debido a que están respaldados por el gobierno de los EE. UU., los valores del Tesoro se consideran una inversión más segura en relación con las acciones.
  • Los precios de los bonos y los rendimientos se mueven en direcciones opuestas: la caída de los precios aumenta los rendimientos, mientras que el aumento de los precios los reduce.
  • El rendimiento a 10 años se utiliza como sustituto de las tasas hipotecarias. También se ve como una señal del sentimiento de los inversores sobre la economía.
  • Un rendimiento creciente indica una demanda decreciente de bonos del Tesoro, lo que significa que los inversores prefieren inversiones de mayor riesgo y mayor recompensa. Un rendimiento decreciente sugiere lo contrario.

¿Por qué es tan importante el rendimiento del Tesoro a 10 años?

La importancia del rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años va más allá de comprender el rendimiento de la inversión del valor. El plazo de 10 años se utiliza como indicador de muchos otros asuntos financieros importantes, como las tasas hipotecarias.

Este bono también tiende a señalar la confianza de los inversores. El Tesoro de EE. UU. vende bonos a través de subastas y los rendimientos se establecen a través de un proceso de licitación. Cuando la confianza es alta, los precios de los bonos a 10 años caen y los rendimientos aumentan. Esto se debe a que los inversores sienten que pueden encontrar inversiones de mayor rendimiento en otros lugares y no sienten que necesitan ir a lo seguro.

Pero cuando la confianza es baja, los precios de los bonos suben y los rendimientos caen, ya que hay más demanda de esta inversión segura. Este factor de confianza también se siente fuera de EE. UU. Las situaciones geopolíticas de otros países pueden afectar los precios de los bonos del gobierno de EE. UU., ya que EE. UU. es visto como un refugio seguro para el capital. Esto puede hacer subir los precios de los bonos del gobierno de EE. UU. a medida que aumenta la demanda, lo que reduce los rendimientos.

4 Tipos de Deuda del Tesoro

El Departamento del Tesoro de EE. UU. emite cuatro tipos de deuda para financiar el gasto público: bonos del Tesoro, letras del Tesoro, pagarés del Tesoro y valores del Tesoro protegidos contra la inflación (TIPS). Cada uno varía según el vencimiento y los pagos de cupones.

Otro factor relacionado con el rendimiento es el tiempo de maduración. Cuanto mayor sea el tiempo de vencimiento del bono del Tesoro, mayores serán las tasas (o rendimientos) porque los inversores exigen que se les pague más cuanto más tiempo esté inmovilizado su dinero. Por lo general, la deuda a corto plazo paga rendimientos más bajos que la deuda a largo plazo, lo que se denomina curva de rendimiento normal. Pero a veces la curva de rendimiento puede invertirse, con vencimientos más cortos pagando rendimientos más altos.

Indicador económico

El Tesoro a 10 años es un indicador económico. Su rendimiento proporciona información sobre la confianza de los inversores. Si bien los rangos de rendimiento históricos no parecen amplios, cualquier movimiento del punto base es una señal para el mercado.

Rendimientos cambiantes a lo largo del tiempo

Debido a que los rendimientos del Tesoro a 10 años se examinan tan de cerca, el conocimiento de sus patrones históricos es fundamental para comprender cómo les va a los rendimientos actuales en comparación con las tasas históricas. A continuación se muestra un gráfico de los rendimientos que se remontan a una década.

Si bien las tasas no tienen una amplia dispersión, cualquier cambio se considera altamente significativo. Grandes cambios de 100 puntos básicos pueden, con el tiempo, redefinir el panorama económico. La curva de rendimiento se ha estado aplanando a un ritmo acelerado, lo que podría interpretarse como una preocupación por el crecimiento económico y la incertidumbre de los inversores con respecto a la política monetaria.

Quizás el aspecto más relevante sea comparar las tasas actuales con las tasas históricas, o seguir la tendencia para analizar si las tasas a corto plazo subirán o bajarán según los patrones históricos. Utilizando el sitio web del Tesoro de EE. UU., los inversores pueden analizar fácilmente los rendimientos históricos de los bonos del Tesoro a 10 años.

Factores que afectan el rendimiento del Tesoro a 10 años

Hay muchos factores que afectan el rendimiento a 10 años, siendo el más importante el sentimiento de los inversores. Cuando los inversionistas tienen mucha confianza en los mercados y creen que pueden obtener ganancias fuera de los valores del Tesoro, el rendimiento aumentará a medida que caiga el precio. Este sentimiento está determinado tanto por el inversor individual como por los inversores en su conjunto, y puede basarse en una serie de factores, como la estabilidad económica, las fluctuaciones geopolíticas, la guerra y más.

Una caída en el rendimiento a 10 años indica cautela en los mercados y el futuro de la economía global. Por el contrario, las ganancias en la confianza de la señal de rendimiento.

Las tasas de interés son otro factor significativo. Dado que son el punto de referencia del que se derivan todas las demás tasas, tienen un impacto directo en los rendimientos. Cuando la Reserva Federal reduce su tasa de interés clave, impulsa la demanda de valores del Tesoro.

La inflación también tiene un efecto sobre los rendimientos. Los rendimientos del Tesoro aumentan cuando los productos de renta fija se vuelven menos deseables. Con el tiempo, los bancos centrales ajustarán (aumentarán) sus tasas de interés para combatir la presión inflacionaria.

¿Se puede perder dinero con letras del Tesoro?

La respuesta corta es no, ya que su principio está protegido por el gobierno. Sin embargo, las letras del Tesoro están muy sujetas a la presión inflacionaria. Si un inversionista fuera a comprar un bono hoy, y luego la inflación aumenta, el poder adquisitivo de su principio se verá severamente disminuido cuando su valor alcance el vencimiento. A pesar de que ese inversionista recibe su capital más intereses, en realidad está perdiendo dinero debido a que el dinero vale menos cuando lo retira.

¿Qué significa el rendimiento del Tesoro a 10 años?

El rendimiento del Tesoro a 10 años es el rendimiento que el gobierno paga a los inversores que compran el valor específico. La compra de la nota a 10 años es esencialmente un préstamo hecho al gobierno de los Estados Unidos. El rendimiento se considera un marcador de la confianza de los inversores en los mercados, lo que arroja luz sobre si los inversores sienten que pueden obtener un rendimiento mayor que el rendimiento ofrecido en una nota a 10 años al invertir en acciones, ETF u otros valores más riesgosos.

¿Qué factores afectan el rendimiento del Tesoro a 10 años?

Algunos factores que afectan el rendimiento del Tesoro a 10 años son la inflación, el riesgo de tasa de interés y la confianza de los inversores tanto en el valor del Tesoro como en la economía en general.

La línea de fondo

El rendimiento del Tesoro a 10 años se utiliza para determinar la confianza de los inversores en los mercados. Se mueve a la inversa del precio de la nota del Tesoro a 10 años y se considera una de las inversiones más seguras, aunque de menor rendimiento, que se pueden hacer. Aunque la inversión está garantizada por el gobierno de EE. UU., los inversores aún podrían perder dinero si la inflación supera el rendimiento a 10 años.

Deja un comentario