puntaje Z de Altman

¿Qué es el puntaje Z de Altman?

El puntaje Z de Altman es el resultado de una prueba de solidez crediticia que mide la probabilidad de quiebra de una empresa manufacturera que cotiza en bolsa.

Conclusiones clave

  • El puntaje Z de Altman es una fórmula para determinar si una empresa, especialmente en el espacio de fabricación, se dirige a la bancarrota.
  • La fórmula tiene en cuenta la rentabilidad, el apalancamiento, la liquidez, la solvencia y los índices de actividad.
  • Un puntaje Z de Altman cercano a 0 sugiere que una empresa podría estar en camino a la bancarrota, mientras que un puntaje cercano a 3 sugiere que una empresa se encuentra en una posición financiera sólida.

Comprender el puntaje Z de Altman

El puntaje Z de Altman, una variación del puntaje z tradicional en estadísticas, se basa en cinco índices financieros que se pueden calcular a partir de los datos que se encuentran en el informe anual 10-K de una empresa. Utiliza la rentabilidad, el apalancamiento, la liquidez, la solvencia y la actividad para predecir si una empresa tiene una alta probabilidad de insolvencia.

El profesor de finanzas Stern de la NYU, Edward Altman, desarrolló la fórmula del puntaje Z de Altman en 1967 y se publicó en 1968. A lo largo de los años, Altman ha continuado reevaluando su puntaje Z. Desde 1969 hasta 1975, Altman analizó 86 empresas en dificultades, luego 110 de 1976 a 1995 y finalmente 120 de 1996 a 1999, y encontró que el puntaje Z tenía una precisión de entre 82% y 94%.

En 2012, lanzó una versión actualizada llamada Altman Z-score Plus que se puede usar para evaluar empresas públicas y privadas, empresas manufactureras y no manufactureras, y empresas estadounidenses y no estadounidenses. Se puede utilizar Altman Z-score Plus para evaluar el riesgo de crédito corporativo. El puntaje Z de Altman se ha convertido en una medida confiable para calcular el riesgo crediticio.

Cómo calcular el puntaje Z de Altman

Se puede calcular el puntaje Z de Altman de la siguiente manera:

Puntuación Z de Altman = 1.2A + 1.4B + 3.3C + 0.6D + 1.0E

Dónde:

  • A = capital de trabajo / activos totales
  • B = utilidades retenidas / activos totales
  • C = ganancias antes de intereses e impuestos / activos totales
  • D = valor de mercado del patrimonio / pasivo total
  • E = ventas / activos totales

Una puntuación inferior a 1,8 significa que es probable que la empresa se dirija a la quiebra, mientras que las empresas con puntuaciones superiores a 3 probablemente no quiebren. Los inversores pueden utilizar las puntuaciones Z de Altman para determinar si deben comprar o vender una acción si les preocupa la solidez financiera subyacente de la empresa. Los inversores pueden considerar comprar una acción si su valor Altman Z-Score está más cerca de 3 y vender o vender una acción en corto si el valor está más cerca de 1.8.

En años más recientes, sin embargo, un Z-Score más cercano a 0 indica que una empresa puede tener problemas financieros. En una conferencia dada en 2019 titulada «50 años de la puntuación de Altman», el propio profesor Altman señaló que los datos recientes han demostrado que 0, no 1,8, es la cifra en la que los inversores deberían preocuparse por la solidez financiera de una empresa. La conferencia de dos horas está disponible para ver de forma gratuita en YouTube.

Crisis financiera de 2008

En 2007, las calificaciones crediticias de valores relacionados con activos específicos habían sido calificadas más altas de lo que deberían haber sido. El puntaje Z de Altman indicó que los riesgos de las empresas estaban aumentando significativamente y es posible que se dirigieran a la bancarrota.

Altman calculó que la mediana de la puntuación Z de Altman de las empresas en 2007 fue de 1,81. Las calificaciones crediticias de estas empresas eran equivalentes a una B. Esto indicaba que el 50% de las empresas deberían haber tenido calificaciones más bajas, estaban muy angustiadas y tenían una alta probabilidad de quebrar.

Los cálculos de Altman lo llevaron a creer que ocurriría una crisis y que se derrumbaría el mercado crediticio. Él creía que la crisis se derivaría de los incumplimientos corporativos, pero el colapso, que provocó la crisis financiera de 2008, comenzó con los valores respaldados por hipotecas (MBS). Sin embargo, las corporaciones pronto incumplieron en 2009 a la segunda tasa más alta de la historia.

¿Cómo se calcula el puntaje Z de Altman?

El puntaje Z de Altman, una variación del puntaje z tradicional en estadísticas, se basa en cinco índices financieros que se pueden calcular a partir de los datos que se encuentran en el informe anual 10-K de una empresa. La fórmula para Altman Z-Score es 1.2*(capital de trabajo/activos totales) + 1.4*(utilidades retenidas/activos totales) + 3.3*(ganancias antes de intereses e impuestos/activos totales) + 0.6*(valor de mercado del capital/activos totales) pasivos) + 1,0*(ventas / activos totales).

¿Cómo debe interpretar un inversor el Z-Score de Altman?

Los inversores pueden utilizar Altman Z-score Plus para evaluar el riesgo de crédito corporativo. Una puntuación inferior a 1,8 indica que es probable que la empresa se dirija a la quiebra, mientras que las empresas con puntuaciones superiores a 3 probablemente no quiebren. Los inversores pueden considerar comprar una acción si su valor Altman Z-Score está más cerca de 3 y vender, o vender en corto, una acción si el valor está más cerca de 1.8. En años más recientes, Altman ha declarado que una puntuación más cercana a 0 en lugar de 1,8 indica que una empresa está más cerca de la bancarrota.

¿El puntaje Z de Altman predijo la crisis financiera de 2008?

En 2007, el puntaje Z de Altman indicó que los riesgos de las empresas estaban aumentando significativamente. La mediana de la puntuación Z de Altman de las empresas en 2007 fue de 1,81, que está muy cerca del umbral que indicaría una alta probabilidad de quiebra. Los cálculos de Altman lo llevaron a creer que ocurriría una crisis que se derivaría de los incumplimientos corporativos, pero el colapso, que provocó la crisis financiera de 2008, comenzó con los valores respaldados por hipotecas (MBS); sin embargo, las corporaciones pronto incumplieron en 2009 a la segunda tasa más alta de la historia.

Deja un comentario