Prima de Costo Garantizado

¿Qué es una prima de costo garantizado?

Una prima de costo garantizado es una tarifa fija para la cobertura de seguro que no está sujeta a ajustes en función de la experiencia de pérdida o la cantidad de pérdida que experimente una parte asegurada. El precio es fijo y permanece igual durante la vigencia de la póliza, independientemente de cuántos reclamos se hayan presentado y pagado dentro de este período de tiempo.

Conclusiones clave

  • Una prima de costo garantizado es un cargo fijo por una póliza de seguro que no se ajusta por la experiencia de pérdida.
  • En otras palabras, un aumento repentino de las reclamaciones no provocará un aumento repentino de los cargos durante el período de vigencia de la póliza.
  • La conveniencia de los precios fijos tiende a tener un costo más alto.
  • Una alternativa a las primas de costos garantizados son las primas sensibles a las pérdidas, donde los cargos del seguro fluctúan según las pérdidas sufridas.

Cómo funciona una prima de costo garantizado

La belleza de una prima de costo garantizada es que sabe exactamente cuánto debe gastar para protegerse contra pérdidas financieras y no tiene que preocuparse por sorpresas repentinas.

Una persona o empresa compra un plan de seguro para cubrir un peligro específico durante un período de tiempo específico y se le cobra una tarifa fija por la duración de la póliza. Al fijar el precio de su póliza, la compañía de seguros tiene en cuenta el tipo de peligro, la posible gravedad y frecuencia de las reclamaciones y el riesgo del asegurado. En esto no hay vuelta atrás: una vez que la prima ha sido determinada, publicada y acordada con el tomador de la póliza, ya no se puede ajustar ni modificar.

Importante

La única forma factible de ajustar la prima es cuando una auditoría revela que la base de exposición ha cambiado.

La naturaleza predecible de las primas de costo garantizadas las hace especialmente populares entre las pequeñas y medianas empresas. Estas primas no dependen de las reclamaciones realizadas contra la póliza, lo que significa que un aumento repentino en las solicitudes de compensación no dará lugar a que los asegurados enfrenten aumentos de tarifas durante el período de la póliza.

Los precios fijos son convenientes y las pequeñas empresas se benefician de esta conveniencia mientras minimizan su riesgo. En un programa de costo garantizado, todas las responsabilidades y los costos de administración se transfieren a la compañía de seguros y el asegurado paga una prima por adelantado para cubrir estos gastos.

Primas de Costo Garantizado vs. Primas Sensible a Pérdidas

Cuando una empresa crece, es posible que desee explorar otras opciones para financiar y administrar el riesgo y asegurar una mayor flexibilidad. Las primas sensibles a las pérdidas, que, a diferencia de las primas de costos garantizados, están sujetas a cambios en función de la experiencia de pérdidas de la empresa individual, podrían marcar esta casilla.

Este enfoque generalmente conlleva una tarifa inicial más baja, pero también deducibles más altos (costos de bolsillo que deben pagarse antes de que la cobertura del seguro entre en vigencia) y tasas variables. Si una empresa determina que es menos probable que vea reclamos de alta frecuencia o alta gravedad, podrá obtener mayores ahorros de costos que si hubiera aceptado una prima de costo garantizada. Las empresas más grandes a menudo prefieren tomar este camino y también pueden absorber deducibles más altos mejor que las más pequeñas.

Las primas de costo garantizado generalmente cuestan más que las primas sensibles a pérdidas. Los deducibles más bajos aumentan la parte de las responsabilidades cubiertas únicamente por la aseguradora, por lo que las empresas que emiten primas de costo garantizadas deben pecar de precavidas y fijarles el precio correspondiente.

Con las primas sensibles a pérdidas, por otro lado, generalmente paga por lo que obtiene, y el costo total depende sustancialmente de las pérdidas de cada asegurado en el período de tiempo dado. El asegurado es responsable de los costos incurridos hasta un monto de retención, y el transportista luego paga la factura por cualquier cargo en exceso.

Deja un comentario