¿Por qué las Islas Caimán se consideran un paraíso fiscal?

Las Islas Caimán son uno de los paraísos fiscales más conocidos del mundo. A diferencia de la mayoría de los países, las Islas Caimán no tienen un impuesto corporativo, por lo que es un lugar ideal para que las corporaciones multinacionales establezcan entidades subsidiarias para proteger parte o la totalidad de sus ingresos de los impuestos.

Además de no tener impuestos corporativos, las Islas Caimán no imponen impuestos directos de ningún tipo a los residentes. No tienen impuestos sobre la renta, impuestos sobre la propiedad, impuestos sobre las ganancias de capital, impuestos sobre la nómina ni retención en origen.Por lo tanto, se consideran neutrales desde el punto de vista fiscal.

En lugar de obtener ingresos a través de impuestos directos, las Islas Caimán obtienen ingresos a través de tarifas relacionadas con permisos de trabajo y turismo de estadía, transacciones financieras y aranceles de importación.Los impuestos arancelarios se aplican a la mayoría de los bienes importados a las Islas Caimán, a una tasa del 22% al 27%. Algunos artículos, como la fórmula para bebés, están exentos de impuestos arancelarios, mientras que otros bienes, como los automóviles, se gravan a una tasa más alta en función del valor del vehículo. En el caso de los automóviles caros, la tasa de impuestos arancelarios puede llegar al 42%.

¿Qué es un paraíso fiscal?

Un paraíso fiscal es cualquier lugar que tenga leyes fiscales muy indulgentes o incluso inexistentes.Existen numerosos paraísos fiscales en todo el mundo, incluidos Suiza, las Islas Vírgenes Británicas, Bermudas y Dominica.Las leyes fiscales específicas de cada ubicación varían. Mientras que algunos simplemente gravan los ingresos a tasas más bajas, a veces tan bajas como el 2%, otros prácticamente no tienen impuestos. Las Islas Vírgenes Británicas, por ejemplo, no tienen impuestos corporativos, impuestos sobre sucesiones, impuestos sobre sucesiones, impuestos sobre donaciones o impuestos sobre las ventas, y tienen una tasa de impuesto sobre la renta efectiva de cero.

Las Islas Caimán no son el único paraíso fiscal. Otros países considerados paraísos fiscales incluyen Suiza, las Islas Vírgenes Británicas, Bermudas y Dominica.

¿Cómo funcionan los paraísos fiscales?

Los paraísos fiscales brindan servicios bancarios extraterritoriales a personas y empresas extranjeras que les permiten evitar el pago de impuestos sobre la renta en sus países de residencia. Por ejemplo, una gran corporación podría establecer una subsidiaria en el extranjero en las Islas Caimán y dirigir todas las ventas a través de la subsidiaria en lugar de a través de la empresa matriz con sede en los Estados Unidos.

En este caso, la corporación fantasma obtiene los beneficios de la empresa y está sujeta a las leyes fiscales de las Islas Caimán en lugar de las de los Estados Unidos. En lugar de estar sujetas a la tasa de impuestos corporativos de EE. UU., Que se situó en 38,9% en 2017, las ganancias de la empresa están sujetas a los impuestos corporativos o sobre la renta que se apliquen en las Caimán.

Leyes fiscales en las Islas Caimán

Las Islas Caimán se han convertido en un paraíso fiscal popular entre la élite estadounidense y las grandes corporaciones multinacionales porque no hay impuestos corporativos o sobre la renta sobre el dinero ganado fuera de su territorio.Esto incluye intereses o dividendos devengados por inversiones, lo que hace que las Islas Caimán sean especialmente populares entre los administradores de fondos de cobertura.

En lugar de impuestos, las corporaciones extraterritoriales pagan una tarifa de licencia anual directamente al gobierno.Esta tarifa se basa en la cantidad de capital social autorizado que tiene la empresa.

Como todos los paraísos fiscales, las leyes de privacidad son primordiales. Las Islas Caimán facilitan que las personas y los propietarios de negocios protejan sus activos e identidades de miradas indiscretas.

Deja un comentario