perfil de riesgo

¿Qué es un perfil de riesgo?

Un perfil de riesgo es una evaluación de la voluntad y la capacidad de un individuo para asumir riesgos. También puede referirse a las amenazas a las que está expuesta una organización. Un perfil de riesgo es importante para determinar una asignación adecuada de activos de inversión para una cartera. Las organizaciones utilizan un perfil de riesgo como una forma de mitigar los riesgos y amenazas potenciales.

Conclusiones clave

  • Un perfil de riesgo es una evaluación de la voluntad y la capacidad de un individuo para asumir riesgos.
  • Un perfil de riesgo es importante para determinar una asignación adecuada de activos de inversión para una cartera.
  • Las organizaciones utilizan un perfil de riesgo como una forma de mitigar los riesgos y amenazas potenciales.

Comprender el perfil de riesgo

Un perfil de riesgo identifica el nivel aceptable de riesgo que un individuo está preparado y es capaz de aceptar. El perfil de riesgo de una corporación intenta determinar cómo la voluntad de asumir riesgos (o la aversión al riesgo) afectará una estrategia general de toma de decisiones. El perfil de riesgo de un individuo debe determinar la voluntad y la capacidad de esa persona para asumir riesgos. El riesgo en este sentido se refiere al riesgo de cartera.

El riesgo se puede considerar como la compensación entre riesgo y rendimiento, es decir, la compensación entre obtener un mayor rendimiento o tener una menor probabilidad de perder dinero en una cartera.

La voluntad de asumir riesgos se refiere a la aversión al riesgo de un individuo. Si una persona expresa un fuerte deseo de que el valor de la cuenta no disminuya y está dispuesta a renunciar a una posible revalorización del capital para lograrlo, esta persona tendría una baja disposición a asumir riesgos y sería aversa al riesgo.

Por el contrario, si una persona expresa el deseo de obtener el mayor rendimiento posible y está dispuesto a soportar grandes cambios en el valor de la cuenta para lograrlo, esta persona tendría una gran disposición a asumir riesgos y sería un buscador de riesgos.

La capacidad de asumir riesgos se evalúa a través de una revisión de los activos y pasivos de un individuo. Una persona con muchos activos y pocos pasivos tiene una gran capacidad para asumir riesgos. Por el contrario, una persona con pocos activos y grandes pasivos tiene poca capacidad para asumir riesgos. Por ejemplo, una persona con una cuenta de jubilación bien financiada, suficientes ahorros de emergencia y cobertura de seguro, y ahorros e inversiones adicionales (sin hipoteca ni préstamos personales) probablemente tenga una gran capacidad para asumir riesgos.

La voluntad y la capacidad de asumir riesgos pueden no coincidir siempre. Por ejemplo, la persona del ejemplo anterior con muchos activos y pocos pasivos puede tener una gran capacidad para asumir riesgos, pero también puede ser conservador por naturaleza y expresar una baja disposición a asumir riesgos. En este caso, la voluntad y la capacidad de asumir riesgos difieren y afectarán el proceso final de construcción de la cartera.

Consideraciones Especiales

Los perfiles de riesgo se pueden crear de varias maneras, pero generalmente comienzan con un cuestionario de perfil de riesgo. Todos los cuestionarios de perfil de riesgo califican las respuestas de un individuo a varias preguntas de sondeo para generar un perfil de riesgo, que luego utilizan los asesores financieros (tanto humanos como virtuales) para ayudar a dar forma a la asignación de activos de la cartera de un individuo. Esta asignación de activos afectará directamente el riesgo de la cartera, por lo que es importante que se alinee bien con el perfil de riesgo de la persona.

Un perfil de riesgo también ilustra los riesgos y amenazas que enfrenta una organización. Puede incluir la probabilidad de efectos negativos resultantes y un resumen de los costos potenciales y el nivel de interrupción para cada riesgo. Lo mejor para una corporación es ser proactivo cuando se trata de sus sistemas de gestión de riesgos. Algunos riesgos pueden minimizarse si se tienen en cuenta adecuadamente. Las corporaciones a menudo crean una división de cumplimiento para ayudar en tales esfuerzos. El cumplimiento ayuda a garantizar que la corporación y sus empleados sigan los procesos regulatorios y éticos. Muchas empresas contratan auditores independientes para ayudar a descubrir cualquier riesgo para que puedan abordarse adecuadamente antes de que se conviertan en problemas externos.

No minimizar el riesgo puede conducir a una consecuencia negativa. Por ejemplo, si una compañía farmacéutica no prueba adecuadamente su nuevo tratamiento a través de los canales apropiados, puede dañar al público y generar daños legales y monetarios. No minimizar el riesgo también podría dejar a la empresa expuesta a una caída del precio de las acciones, menores ingresos, una imagen pública negativa y una posible bancarrota.

Deja un comentario