parche suave

¿Qué es un parche blando?

El término «punto débil» se refiere a un período en el que la economía se ha desacelerado en medio de una tendencia más amplia de crecimiento económico. El término se usa a menudo de manera informal en los medios financieros y en declaraciones emitidas por la Reserva Federal de los EE. UU. al describir períodos de debilidad económica.

Conclusiones clave

  • El término «punto débil» es un término coloquial utilizado por los comentaristas de los medios y la Reserva Federal de EE. UU.
  • Aunque su definición puede variar, generalmente describe un período en el que el Producto Interno Bruto (PIB) se ha desacelerado a pesar del crecimiento general de la economía.
  • No hay un período de tiempo específico que defina un punto débil, aunque ocurren entre puntos bajos y picos, ya que el término solo se aplica a una economía en expansión general.
  • Los parches suaves son de interés para los participantes del mercado porque pueden indicar cambios en el ciclo comercial general.
  • Los momentos débiles son parte del ciclo económico y no son necesariamente indicadores de un declive económico prolongado.

Comprender un parche suave

El término «momento suave» se usa a menudo para describir una disminución en el producto interno bruto real (PIB real) que dura dos o tres trimestres a la vez. Una racha blanda de dos trimestres ocurre cuando el crecimiento del producto interno bruto (PIB) en los dos trimestres más recientes es menor que el crecimiento durante el trimestre anterior. Del mismo modo, se produce una racha blanda de tres trimestres cuando los tres trimestres más recientes reflejan un crecimiento menor que el trimestre inmediatamente anterior.

La definición tradicional de recesión también se caracteriza por una caída del PIB durante dos trimestres consecutivos. Un parche suave se define con un poco menos de rigidez que una recesión y ocurre entre los valles y los picos, ya que solo se usa durante los períodos de expansión general. Si una economía continúa con su declive en el PIB, eso no indicaría una mala racha sino más bien una reversión del mercado hacia una recesión y posiblemente una depresión.

Alan Greenspan popularizó el término durante su mandato como presidente de la Reserva Federal entre 1987 y 2006. Sin embargo, puede encontrar menciones del término en publicaciones de la Reserva Federal desde la década de 1940.

A pesar de su uso común, no existe una definición precisa y generalmente aceptada de lo que realmente significa un parche blando. Por ejemplo, el término también se utiliza para describir circunstancias en las que el PIB se ha desacelerado en respuesta a un aumento a corto plazo de los precios de las materias primas.

Además del término parche suave, también se utilizan otros términos, como venta suave y aterrizaje suave, para describir diferentes interpretaciones del crecimiento del PIB.

Los participantes del mercado utilizan principalmente el término para indicar una desaceleración general de la economía que podría afectar potencialmente a los inversores, las empresas y el empleo.

Parches suaves en la economía

La Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER) ha publicado datos que indican que entre 1950 y 2012, la economía estadounidense experimentó 69 casos en los que una racha débil duró más de dos trimestres; y 52 instancias en las que duró más de tres cuartos. Estos datos sugieren que el fenómeno es bastante común.

Al mismo tiempo, es difícil decir qué tan significativo es un evento de cada parche suave. Aunque es poco probable que una racha suave en particular prediga de manera confiable un punto de inflexión en el ciclo económico general, los datos longitudinales muestran que las 11 expansiones del ciclo económico que ocurrieron durante este período (1950 a 2012) fueron precedidas por una racha suave.

A través de este análisis, se puede confirmar que los momentos débiles son parte del ciclo económico y no son necesariamente presagios de un declive económico prolongado.

Con esto en mente, es fácil entender por qué los momentos débiles siguen siendo un tema de interés tanto para los medios financieros como para los encargados de formular políticas. Es comprensible que todos los participantes del mercado estén preocupados por nuestra posición en relación con el ciclo comercial general, ya que los cambios en ese ciclo inevitablemente desencadenarán reasignaciones de capital en diferentes tipos de activos, lo que afectará las carteras de los inversores.

Por ejemplo, MarketWatch publicó un artículo en abril de 2019 en el que cuestionaba si el crecimiento del PIB del primer trimestre apuntaba a una mala racha en la economía, lo que sugirieron que podría atribuirse al cierre del gobierno de 35 días que afectó a casi un millón de empleados federales a principios de año. . Aunque los resultados del primer trimestre tradicionalmente se han visto afectados por factores que impiden el crecimiento, incluso después de tener en cuenta los ajustes estacionales del período de vacaciones.

Deja un comentario