micromarketing

¿Qué es el micromercadeo?

El micromarketing es un enfoque de la publicidad que tiende a dirigirse a un grupo específico de personas en un nicho de mercado. Con el micromarketing, los productos o servicios se comercializan directamente a un grupo específico de clientes.

Para hacer uso de las técnicas de micromarketing, una empresa tiene que definir estrechamente una audiencia por una característica particular, como el género, el cargo, la edad o la geografía, y luego crear campañas dirigidas a ese grupo específico. Puede ser una técnica más costosa que otros enfoques de marketing debido a la personalización y la falta de economía de escala.

Conclusiones clave

  • El micromarketing es una estrategia publicitaria que permite a una corporación dirigirse a un grupo de nicho con un producto o servicio en particular.
  • Con el micromarketing, una empresa define una audiencia por un rasgo específico, como género, cargo o rango de edad, y luego crea campañas dirigidas a ese grupo específico.
  • El objetivo final de una empresa en micromarketing es comunicarse con un grupo objetivo de consumidores y hacer que tomen medidas, como comprar un bien o servicio.

Comprender el micromarketing

El marketing es crucial para las empresas que operan en un entorno competitivo. Como estrategia, las empresas utilizan el marketing para aumentar sus ventas, su base de clientes, el conocimiento de la marca y, en última instancia, sus ganancias.

La fortaleza a largo plazo de cualquier negocio depende del éxito de su campaña de marketing. Ya sea que una empresa ofrezca uno o 101 productos, debe identificar su mercado objetivo para ejecutar una campaña de marketing efectiva. En el pasado, las empresas realizaban campañas de marketing masivo a través de anuncios de radio o televisión con la esperanza de captar la atención de los consumidores en los mercados objetivo. Hoy en día, las empresas pueden ofrecer esquemas de marketing más personalizados para cada individuo en su grupo objetivo, en lugar de llegar a una audiencia masiva a la vez.

El micromarketing se volvió más común en la década de 1990, ya que el auge de las computadoras personales significó una segmentación y difusión de información más fácil para los clientes. Con la tecnología en constante avance, la entrega de productos altamente personalizados a segmentos individuales de una población se ha vuelto más fácil de entregar. La estrategia de micromarketing es útil para empresas de cualquier tamaño. Las grandes empresas pueden crear segmentos específicos dentro de su base de clientes, mientras que las pequeñas empresas con presupuestos de publicidad más pequeños prefieren hacer coincidir a los consumidores con productos y promociones específicos mediante la personalización de su proceso de marketing.

Cómo funciona el micromarketing

Existen diferentes enfoques para el micromarketing. Por ejemplo, una empresa puede decidir ejecutar un programa de micromarketing ofreciendo promociones específicamente a su base de clientes leales; hacer coincidir ofertas especiales con consumidores descontentos o perdidos; adaptar productos a consumidores con necesidades únicas; comercializar bienes y servicios para los residentes de una ciudad o región en particular; u ofrecer productos a consumidores objetivo con títulos de trabajo específicos o designaciones de carrera.

El desafío con el micromarketing es su alto costo de implementación y la falta de una economía de escala. Las empresas que utilizan esta estrategia de marketing generalmente gastan más por consumidor objetivo, y personalizar muchos anuncios para atraer a muchos grupos pequeños de consumidores es más costoso que crear algunos anuncios de marketing dirigidos a una audiencia masiva. Además, el micromarketing puede ser costoso de ejecutar debido a la incapacidad de aumentar su tamaño.

El micromarketing es diferente del macromarketing, una estrategia que busca apuntar a la mayor base posible de consumidores de un producto o servicio de la empresa. Con el macromarketing, una empresa intenta medir qué tan amplia es la escala de su mercado objetivo para un bien o servicio, y procede a trabajar en cómo sus productos pueden estar disponibles para este grupo de consumidores.

Ejemplo de Micromarketing

Entre los ejemplos de empresas que han llevado a cabo campañas de micromarketing exitosas se incluyen Procter & Gamble (PG) y Uber.

Cuando P&G presentó su línea de productos de champú y acondicionador Pantene Relaxed & Natural, creó y llevó a cabo una campaña de marketing única dirigida a las mujeres afroamericanas. Cuando Uber estaba tratando de expandir su alcance geográfico, utilizó grandes datos de las plataformas de redes sociales para obtener más información sobre los problemas de transporte específicos en cada ciudad a la que buscaba mudarse. El efecto resultante fue el crecimiento de la base de clientes de la empresa a través de promociones personalizadas y beneficios de recomendación.

Consideraciones Especiales

Los micromarketers utilizan la expansión de la innovación emergente, incluidos los macrodatos, para capturar datos de dispositivos móviles y plataformas de comercio electrónico. Los datos capturados se ordenan de acuerdo con varias distinciones, que incluyen demografía, geografías (dirección IP), sitios favoritos, preferencias de marca o hábitos de gasto, para rastrear el tipo de productos que un consumidor está viendo o comprando. Este proceso permite que un sitio web haga coincidir los productos relacionados con los consumidores digitales.

Al ejecutar un programa de marketing personalizado para un segmento bien definido de consumidores, el micromarketing busca atraer al público objetivo para que realice una acción, como comprar bienes o servicios. El objetivo final del micromarketing es hacer coincidir los productos con las preferencias rastreadas de un consumidor para generar ganancias para una empresa a partir de la satisfacción del cliente.

Deja un comentario