mente compartida

¿Qué es Mindshare?

Mindshare es un término de marketing que describe la cantidad de conciencia o popularidad del consumidor en torno a un producto, idea o empresa en particular. Prácticamente, es la percepción del consumidor de una marca o producto en particular en comparación con sus rivales, medida por la cantidad de conversaciones o menciones generadas por el público o los medios.

Mindshare, también escrito como «mind share», es una noción abstracta similar a la cuota de mercado, otra medida con respecto a la popularidad o penetración de un producto o marca.

Conclusiones clave

  • Mindshare es un término de marketing que describe la cantidad de conciencia del consumidor que existe en torno a un determinado producto o idea.
  • Si bien la participación mental puede ser difícil de cuantificar, algunos expertos sostienen que la participación mental puede ser un mejor indicador de la salud a largo plazo de una pequeña empresa que la participación de mercado porque significa que está respaldada por impresiones de calidad de los clientes.
  • Ciertos nombres de marca, como Google, que han entrado en el léxico de su acción asociada (como «Google» algo) indican que la marca tiene una gran participación en la mente.

Comprender la mente compartida

Uno de los principales objetivos de la publicidad y la promoción es hacer que los consumidores piensen en ciertas marcas más que en otras. Dada la multitud de opciones disponibles para los consumidores, los anunciantes pueden medir su éxito en función de si los productos y servicios que promocionan son lo más importante. En consecuencia, la mente compartida es un indicador de popularidad o conciencia del consumidor como resultado de la publicidad y la promoción.

Por ejemplo, cuando un consumidor decide que quiere comprar un vehículo híbrido, primero puede pensar en el Prius de Toyota, aunque hay muchas alternativas. Este sería un ejemplo de que el Prius tiene una mayor participación mental que otras marcas o modelos. De manera similar, cuando se les pide que nombren una empresa de calzado deportivo o un restaurante de comida rápida, las primeras respuestas de muchos consumidores pueden ser Nike o McDonald’s, un ejemplo de la gran prominencia de esas marcas. Sin embargo, para convertirse en mindshare, tendría que darse el paso adicional de asociar todos los tipos de comidas rápidas como McDonald’s o todas las zapatillas deportivas como Nikes.

Una buena manera de medir la participación mental es también pensar en los productos o servicios de consumo populares que se han convertido en sinónimos de su verbo. Cuando las marcas entran en el léxico como ejemplos de cierto tipo de producto, esto indica que la marca tiene una gran presencia mental.

Q-tip, Kleenex, Advil, Coca-Cola y Google se refieren a productos específicos con marcas comerciales, pero también sirven para identificar una clase de productos o actividades. Por ejemplo, cuando alguien dice «búscalo en Google», se refiere a buscar un término determinado, lo que significa que Google tiene una gran participación mental. Otro ejemplo es cuando alguien le dice a Uber a un restaurante o destino específico, lo que significa tomar un taxi o llamar a un servicio de transporte compartido.

Mindshare vs. Market Share vs. Heart Share

Mindshare es difícil de cuantificar, incluso con herramientas y métricas avanzadas de publicidad y marketing en redes sociales. La cuota de mercado se cuantifica más fácilmente; es el porcentaje de un mercado definido en ingresos o unidades que tiene un artículo en comparación con un artículo de la competencia. Si bien aumentar la participación de mercado es el objetivo final de cualquier negocio, crear una mentalidad compartida puede ser parte de un medio para lograr ese objetivo. Algunos expertos en publicidad sostienen que el mindshare puede ser un mejor indicador de la salud a largo plazo de una pequeña empresa que la participación de mercado porque significa que un producto siempre está disponible, es de alta calidad y está respaldado por impresiones de calidad de los clientes.

Al igual que la mente compartida, «compartir el corazón» o «compartir el corazón» es el enfoque basado en el mensaje para crear un compromiso emocional con los consumidores en lugar de simplemente centrarse por completo en la participación de mercado.

Deja un comentario