Margen bruto vs margen operativo: ¿Cuál es la diferencia?

El margen bruto y el margen operativo son dos métricas de beneficio fundamentales que utilizan los inversores, acreedores y analistas para evaluar la situación financiera actual de una empresa y las perspectivas de rentabilidad futura. Los dos márgenes difieren en lo que respecta a los costos y gastos específicos incluidos en sus cálculos y los diferentes propósitos que sirven para proporcionar a una empresa información para el análisis.

¿Qué es el margen bruto?

El margen bruto, también llamado margen de utilidad bruta, representa el porcentaje de los ingresos totales que una empresa ha dejado por encima de los costos directamente relacionados con la producción y distribución. La cifra porcentual se calcula restando esos costos de la cifra de ingresos totales y luego dividiendo esa suma por la cifra de ingresos totales.

Para el margen bruto, cuanto mayor es el porcentaje, más valor agregado financiero se produce por cada dólar de ventas que realiza la empresa. Por otro lado, si el margen bruto de una empresa está cayendo, puede buscar formas de reducir los costos laborales, reducir los costos de adquisición de materiales o incluso aumentar los precios.

Como ejemplo simple, una empresa con $ 100,000 en ventas totales y $ 65,000 en costos directos relacionados con la producción tiene un margen bruto del 35%. El margen bruto muestra el porcentaje de las ventas totales que le queda a una empresa para cubrir todos los demás costos y gastos, dejando una ganancia neta aceptable.

¿Qué es el margen operativo?

El margen operativo adicionalmente resta todos los gastos generales y operativos de los ingresos, lo que indica la cantidad de ganancias que le queda a la empresa antes de calcular los gastos de impuestos e intereses. Por esta razón, el margen operativo a veces se denomina EBIT, o ganancias antes de intereses e impuestos.

El margen operativo se calcula con la misma fórmula que el margen bruto, simplemente restando los costos adicionales de los ingresos antes de dividirlos por la cifra de ingresos. Los gastos operativos incluyen elementos como salarios, costos de marketing, costos de instalaciones, costos de vehículos, depreciación y amortización de equipos. Analizar los márgenes operativos históricos de una empresa puede ser una buena manera de saber si es probable que el crecimiento reciente de las ganancias en el negocio dure.

Comparación del margen bruto y el margen operativo

Hay muchas similitudes entre el margen bruto y el margen operativo. Ambas son representaciones de la eficiencia con la que una empresa puede generar ganancias expresándolas a través de una base por venta. Los márgenes más altos se consideran mejores que los márgenes más bajos. Ambos se pueden comparar entre competidores similares, pero no entre diferentes industrias.

Dado que los costos operativos, como los salarios y la publicidad, brindan más espacio para la negociación y la racionalización que los costos simples de producción, las empresas analizan sus gastos operativos en busca de formas de reducir los costos y lograr una mayor eficiencia, en un esfuerzo por aumentar sus márgenes de ganancia El cálculo del margen operativo, como Se hace sin incluir costos de financiamiento o gastos fiscales, también proporciona a la empresa una indicación clara de si tiene una posición de ganancias lo suficientemente sólida como para asumir financiamiento adicional para expandirse.

El margen operativo es un número de resultados más significativo para los inversores que el margen bruto. Se considera que las comparaciones entre los márgenes operativos de dos empresas con modelos comerciales similares y ventas anuales son más reveladoras.

El margen de utilidad bruta es siempre más alto que el margen operativo porque hay menos costos que restar del ingreso bruto. El margen bruto ofrece una visión más específica de qué tan bien una empresa está administrando los recursos que contribuyen directamente a la producción de sus bienes y servicios vendibles.

Deja un comentario