Los mejores consejos de networking para asesores

Para algunos asesores financieros, la creación de redes es una parte agradable del trabajo; para otros puede ser su menos favorito. Pero todos los asesores estarán de acuerdo en que es un aspecto necesario del trabajo. La creación de redes es importante, no solo para construir su base de clientes, sino también para consolidar su reputación. También es una buena manera de practicar sus habilidades de comunicación y ventas. Algunos asesores encuentran que es fácil entablar una conversación con un nuevo conocido. Disfrutan de las bromas y saben cómo hablar sobre su negocio de una manera fácil e informal. Pero para aquellos que no tienen habilidades sociales de primer nivel o se sienten incómodos vendiéndose a sí mismos, hay algunos consejos que pueden seguir para que el proceso sea más fácil o al menos un poco menos doloroso.

Como en todo, tanto la práctica como la preparación son claves. Y si no está constantemente en red, le está haciendo un flaco favor a su negocio. Entonces, la próxima vez que se encuentre en una reunión de networking o en un grupo grande, pruebe estas sugerencias. (Para más, ver: Cómo ser un asesor financiero superior.)

El discurso

Crea un breve discurso o discurso sobre ti y tu negocio que puedas usar en cualquier situación en la que conozcas gente nueva. Debe practicar lo que quiere transmitir en el discurso en casa, con amigos o con miembros de la familia, para que se sienta cómodo cuando llegue el momento de establecer contactos. Desea que su discurso de apertura suene informal y sin ensayar, incluso si no lo es. (Para más, ver: Redes para profesionales financieros: cómo mantener una fuerte presencia en la industria.)

En su presentación para conocer y saludar, debe incluir una descripción básica de lo que hace y los servicios que ofrece su empresa. Luego brinde al oyente información sobre los clientes a los que atiende y cómo los ha ayudado a administrar mejor su dinero, planificar su jubilación o administrar su patrimonio. Asegúrese de entregarle al cliente potencial su tarjeta de presentación en algún momento durante la discusión, para que sepa cómo comunicarse con usted, si decide aprender más sobre usted y sus servicios.

Recuerde que una parte clave de un iniciador de conversación exitoso es sonar fresco y auténtico. No querrás que tu abridor suene como un discurso ensayado o se desanimará. Desea brindar información que lo haga sobresalir entre la multitud, al mismo tiempo que hace que la persona que habla con usted se sienta cómoda. Es posible que incluso desee tener algunos discursos preparados que pueda hacer malabarismos según el tipo de persona con la que esté hablando. (Para más, ver: Estrategias de crecimiento para asesores financieros.)

Esté preparado para las preguntas

Si la persona con la que estás trabajando en red comienza a acribillarte a preguntas, en realidad es algo bueno. Muestra que has captado su atención y que están interesados ​​en escuchar lo que tienes que decir. Solo asegúrese de estar preparado con algunas respuestas sólidas a sus preguntas. Y trata de que tus respuestas no suenen rutinarias. No querrás aburrir a tu oyente ni bombardearlo con el mismo discurso que quizás ya haya escuchado de otro asesor. Cree nuevos enfoques y trabaje para que sus respuestas suenen frescas. Es muy probable que los clientes potenciales o los networkers de otros campos tengan preguntas sobre sus antecedentes, cuánto tiempo ha estado en el negocio y qué tipo de clientes atiende principalmente. Recuerde, esta conversación cimentará la primera impresión que esta persona tiene de usted, por lo que querrá que sea buena. (Para más, ver: Por qué los asesores deberían acercarse sigilosamente a los abogados inmobiliarios.)

El toque personal

Es posible que las personas con las que está trabajando en red también quieran conocerlo a un nivel más personal, lo que a menudo ayuda a informarles sobre qué tipo de persona de negocios puede ser. Por lo tanto, si tiene tiempo para hablar con clientes potenciales durante un café o un almuerzo durante un evento o simposio de networking, debe intentar participar en una pequeña charla todos los días. Pregúntele a la persona con la que está hablando de dónde es y dónde creció. Averigüe cómo terminaron en el evento y en qué tipo de negocio están. También puede preguntarles cuáles son algunos de sus pasatiempos y cuáles pueden ser sus esperanzas y metas para el futuro. (Para más, ver: Los 10 mejores consejos de generación de prospectos para asesores financieros.)

Desea asegurarse de que sus preguntas y respuestas no sean solo fórmulas. Tienes que estar realmente interesado en la persona y en lo que tiene que decir, o parecerás un farsante. Una conversación incluye el intercambio de ideas y no debe sentirse como una oportunidad de establecer contactos para una venta o un negocio. Nuevamente, antes de abandonar la discusión, asegúrese de que la persona sepa cómo comunicarse con usted. No está de más preguntar también si puede comunicarse con ellos para hablar más. Si no realiza un seguimiento poco después, una buena sesión de networking puede quedar en barbecho.

La línea de fondo

Los eventos de networking pueden ser incómodos para todos los involucrados, pero hay varias formas de aprovechar estas oportunidades para su beneficio. Esté preparado para hablar sobre usted y su negocio. Y no olvide hacer preguntas para que la conversación siga siendo un diálogo, no un monólogo. (Para más, ver: Estrategias para Ganar Negocios de Asesoría en 2015.)

Deja un comentario