la Ley de los Grandes Números

¿Qué es la ley de los grandes números?

La ley de los grandes números, en probabilidad y estadística, establece que a medida que crece el tamaño de una muestra, su media se acerca más al promedio de toda la población. En el siglo XVI, el matemático Gerolama Cardano reconoció la Ley de los Grandes Números pero nunca la probó. En 1713, el matemático suizo Jakob Bernoulli demostró este teorema en su libro, Ars Conjectandi. Más tarde fue refinado por otros matemáticos destacados, como Pafnuty Chebyshev, fundador de la escuela matemática de San Petersburgo.

En un contexto financiero, la ley de los grandes números indica que una gran entidad que está creciendo rápidamente no puede mantener ese ritmo de crecimiento para siempre. Los más grandes de los blue chips, con valores de mercado de cientos de miles de millones, se citan con frecuencia como ejemplos de este fenómeno.

Conclusiones clave

  • La ley de los grandes números establece que el promedio de una muestra observada de una muestra grande estará cerca del verdadero promedio de la población y que se acercará cuanto más grande sea la muestra.
  • La ley de los grandes números no garantiza que una muestra determinada, especialmente una muestra pequeña, refleje las verdaderas características de la población o que una muestra que no refleje la verdadera población se equilibre con una muestra posterior.
  • En los negocios, el término «ley de los grandes números» a veces se usa en un sentido diferente para expresar la relación entre la escala y las tasas de crecimiento.

Míralo ahora: ¿Qué es la ley de los números grandes?

Entendiendo la Ley de los Grandes Números

En el análisis estadístico, la ley de los grandes números se puede aplicar a una variedad de temas. Puede que no sea factible encuestar a todos los individuos dentro de una población determinada para recopilar la cantidad necesaria de datos, pero cada punto de datos adicional recopilado tiene el potencial de aumentar la probabilidad de que el resultado sea una medida real de la media.

En los negocios, el término «ley de los grandes números» se usa a veces en relación con las tasas de crecimiento, expresadas como porcentaje. Sugiere que, a medida que un negocio se expande, la tasa porcentual de crecimiento se vuelve cada vez más difícil de mantener.

La ley de los grandes números no significa que una muestra dada o un grupo de muestras sucesivas siempre reflejen las verdaderas características de la población, especialmente para muestras pequeñas. Esto también significa que si una muestra dada o una serie de muestras se desvía del verdadero promedio de la población, la ley de los grandes números no garantiza que las muestras sucesivas muevan el promedio observado hacia la media de la población (como sugiere la falacia del jugador).

La Ley de los Grandes Números no debe confundirse con la Ley de los Promedios, que establece que la distribución de los resultados en una muestra (grande o pequeña) refleja la distribución de los resultados de la población.

La Ley de los Grandes Números y el Análisis Estadístico

Si una persona quisiera determinar el valor promedio de un conjunto de datos de 100 valores posibles, es más probable que alcance un promedio preciso eligiendo 20 puntos de datos en lugar de confiar solo en dos. Por ejemplo, si el conjunto de datos incluye todos los números enteros del uno al 100, y el tomador de la muestra solo extrajo dos valores, como 95 y 40, puede determinar que el promedio sea aproximadamente 67,5. Si continúa tomando muestras aleatorias de hasta 20 variables, el promedio debería cambiar hacia el promedio real a medida que considera más puntos de datos.

Ley de los Grandes Números y el Crecimiento Empresarial

En negocios y finanzas, este término a veces se usa coloquialmente para referirse a la observación de que las tasas de crecimiento exponencial a menudo no escalan. En realidad, esto no está relacionado con la ley de los grandes números, pero puede ser el resultado de la ley de rendimientos marginales decrecientes o deseconomías de escala.

Por ejemplo, en enero de 2020, los ingresos generados por Walmart Inc. se registraron en $523,900 millones, mientras que Amazon.com Inc. generó $280,500 millones durante el mismo período. Si Walmart quisiera aumentar los ingresos en un 50 %, se necesitarían aproximadamente $262 000 millones en ingresos. Por el contrario, Amazon solo necesitaría aumentar los ingresos en $ 140,2 mil millones para alcanzar un aumento del 50%. Según la ley de los grandes números, el aumento del 50 % se consideraría más difícil de lograr para Walmart que para Amazon.

Los mismos principios se pueden aplicar a otras métricas, como la capitalización de mercado o el beneficio neto. Como resultado, las decisiones de inversión pueden guiarse en función de las dificultades asociadas que las empresas con una capitalización de mercado muy alta pueden experimentar en relación con la apreciación de las acciones.

Deja un comentario