la cantidad material

¿Qué es una cantidad material?

En el contexto de la negociación y las inversiones, una cantidad material es el grado en que cambia el precio de un valor durante un cierto período de tiempo, en la medida en que confirma o refuta la predicción original de un comerciante sobre el rendimiento del valor.

En un sentido más general, una cantidad material puede significar cualquier suma o cifra que valga la pena mencionar, como en saldos de cuentas, estados financieros, informes de accionistas o conferencias telefónicas. Si algo no es una cantidad material, se considera demasiado insignificante o trivial para mencionarlo.

Conclusiones clave

  • Una cantidad material es la cantidad que un valor debe cambiar para confirmar o negar una opinión de mercado o una idea comercial.
  • Predecir la cantidad material para una estrategia determinada puede ser importante para un sistema comercial rentable, ya que ayuda a administrar con prudencia las pérdidas y ganancias.
  • El número exacto que se considera una cantidad material variará para cada escenario comercial y caso financiero.

Comprender la cantidad de material

La cantidad material que mueve un valor valida o confunde las proyecciones de un comerciante. Si la cantidad material confirma la proyección, el comerciante debe continuar con la estrategia comercial en la que basó sus predicciones.

Pero si la cantidad material es un movimiento que va en contra de la proyección inicial del comerciante, el comerciante debe reevaluar su enfoque comercial. Más pragmáticamente, el movimiento debería desencadenar una operación de stop-loss, para minimizar las pérdidas resultantes de la proyección inexacta.

Fuera del comercio, una cantidad material es una suma que tiene alguna consecuencia. Por ejemplo, si una empresa pierde $ 2,000 en inventario mal manejado, normalmente no sería una cantidad importante. Pero si perdiera $200,000 en inventario, representaría una cantidad importante.

Consideraciones Especiales

No existe una cantidad material universal para una operación o estrategia; el número exacto que se considera una cantidad material es diferente para cada operación. Como resultado, lo que sería visto como un monto material favorable para un instrumento o valor puede considerarse insuficiente para otro.

Los comerciantes deben determinar lo que consideran un grado de variación significativo y, por lo tanto, aceptable en el movimiento del precio del valor con cada nueva inversión que realizan, y tomar medidas inmediatas si los números se mueven fuera de esos perímetros. Identificar este rango de movimiento aceptable hace que sea más fácil determinar qué acción tomar ya que los precios fluctúan un poco a lo largo del día de negociación.

Si bien los números exactos varían, el rango de una cantidad material debe ser lo suficientemente grande como para que se considere significativo según los estándares de sentido común. En el caso de las acciones, un ligero movimiento a lo largo del día de negociación probablemente no sería de mucho interés para los accionistas de la empresa y, como tal, probablemente no se compartiría en ninguna reunión con los inversores.

Solo si la cantidad material cambia lo suficiente como para indicar que los precios de las acciones definitivamente se están moviendo de acuerdo con las predicciones (o incluso superándolas), o que los precios se están moviendo en una dirección dramáticamente diferente de esas predicciones, ocurrirá algún tipo de anuncio.

Cómo afecta la cantidad material al comercio

Cuando la cantidad material confirma que las estimaciones de un comerciante de los movimientos y precios de un valor son precisas, puede actuar como un fundamento para comprar o vender más unidades de ese valor (acciones de una acción o bonos, o cualquiera que sea el valor) de lo planeado originalmente. Por otro lado, si la cantidad material no se ajusta a las predicciones originales, los comerciantes pueden proteger sus intereses iniciando una orden de limitación de pérdidas, que limita efectivamente la cantidad de dinero que pueden perder si los precios continúan en la dirección contraria.

Dado que la precisión en la proyección de los movimientos de precios es clave, muchos inversores y comerciantes utilizan el análisis técnico y sus propios instintos para determinar una cantidad material. Esto, a su vez, facilita la decisión de la acción a tomar cuando ese movimiento no coincide con el rendimiento estimado originalmente.

A menudo se piensa que predecir la cantidad material puede ser más importante para un sistema comercial rentable que predecir correctamente el movimiento del precio. Los comerciantes que configuran este número de forma incorrecta en sus sistemas corren el riesgo de ser detenidos antes de tiempo o de correr demasiado riesgo.

Deja un comentario