infracción

¿Qué es una mala conducta?

La mala conducta es el acto de participar en una acción o deber pero no cumplir con el deber correctamente. La mala conducta se refiere a una acción que no es intencional. Sin embargo, la mala conducta es el acto deliberado e intencional de hacer daño.

Conclusiones clave

  • El delito y el incumplimiento son muy similares y los tribunales a menudo tienen dificultades para diferenciarlos.
  • La mala conducta ocurre cuando el acto es intencional, mientras que la mala conducta se completa accidentalmente.
  • La mala conducta puede ocurrir con bastante frecuencia sin tener que adivinarlo. La infracción es la falta de acción cuando se requiere una acción.
  • Los equipos legales corporativos ayudan a garantizar que no se produzcan infracciones, infracciones o infracciones.

Cómo funciona la mala conducta

La mala conducta se refiere a un perpetrador que intencionalmente no cumple con los deberes de su contrato, pero ocurre con mayor frecuencia cuando la negligencia se realiza sin saberlo. Por lo general, un acto de mala conducta no se realiza con la intención de dañar, sino que es más probable que cree un atajo. La gerencia puede hacer esto creyendo que la acción ayudará a la empresa, aunque podría tener consecuencias negativas en el futuro.

Un ejemplo de malversación podría incluir que un funcionario público contrate a su hermana sin darse cuenta de que sería ilegal contratar a un miembro de la familia. Otro ejemplo de mala conducta sería si se contrata a una empresa de catering para que proporcione alimentos y bebidas para una boda, pero solo ofrece bebidas y se olvida de la comida, que ya estaba pagada.

En teoría, la mala conducta difiere de la no infracción, que se refiere a la falta de acción que da como resultado un daño a otra parte. La mala conducta, por el contrario, describe algunos actos afirmativos que, aunque legales, causan daño. En la práctica, la distinción es confusa y los tribunales a menudo tienen dificultades para determinar si el daño resultó de una falta de acción o de un acto que se realizó de manera incorrecta.

Participar en malversación, malversación o infracción podría potencialmente terminar con una multa y una posible pena de cárcel.

Malversación frente a malversación

A diferencia de la mala conducta, que generalmente es un incumplimiento involuntario del contrato, la mala conducta se refiere a una acción intencional y deliberada que lesiona a una de las partes.

Por ejemplo, considere nuevamente una empresa de catering en una boda. Si la compañía no cumple involuntariamente una parte del contrato, esa acción se consideraría un malversación, pero digamos que la compañía acepta un soborno de uno de los competidores de su cliente para cocinar mal la carne, lo que les da a los invitados una intoxicación alimentaria. Esa acción se considera malversación porque causa daño intencionalmente.

Una parte que incurre en daños y perjuicios por mala conducta tiene derecho a un acuerdo mediante una demanda civil, pero a menudo es difícil probar la mala conducta en un tribunal de justicia.

La malversación corporativa describe delitos mayores y menores cometidos por la administración de una empresa. Dichos delitos pueden involucrar la comisión de actos intencionales que dañen a la corporación o el incumplimiento de sus deberes y el cumplimiento de las leyes relacionadas. La mala conducta empresarial puede resultar en problemas graves dentro de una industria o la economía de un país. A medida que aumenta la malversación corporativa, los gobiernos aprueban más leyes y toman más medidas preventivas para minimizar la cantidad de malversación que tiene lugar a nivel mundial.