incentivos a la exportación

¿Qué son los incentivos a la exportación?

Los incentivos a la exportación son programas regulatorios, legales, monetarios o fiscales que están diseñados para alentar a las empresas a exportar ciertos tipos de bienes o servicios. Las exportaciones son bienes que se producen en un país y luego se transportan a otro país para su venta o comercio.

Las exportaciones son una parte importante de la economía del país exportador y se suman a la producción bruta de esa nación. Las exportaciones pueden impulsar las ventas y los beneficios de una empresa si los productos crean nuevos mercados o amplían los que ya existen, y también pueden ofrecer la oportunidad de captar una cuota de mercado mundial. Las exportaciones también ayudan en la creación de puestos de trabajo a medida que las empresas se expanden y aumentan su fuerza laboral.

Conclusiones clave

  • Una exportación es un bien o producto fabricado por una nación que luego se envía a otra nación para ser vendido o comercializado.
  • Las exportaciones ayudan a impulsar la producción bruta del país exportador y ayudan a las corporaciones a aumentar las ventas, crear puestos de trabajo y expandirse a nuevos mercados.
  • Las iniciativas de exportación son programas que crean los gobiernos para ayudar a alentar a las empresas a exportar bienes y servicios.

Comprender los incentivos a la exportación

Los incentivos a la exportación son una forma de asistencia económica que los gobiernos brindan a las empresas o industrias dentro de la economía nacional, para ayudarlas a asegurar los mercados extranjeros. Un gobierno que proporciona incentivos a la exportación a menudo lo hace para mantener la competitividad de los productos nacionales en el mercado mundial.

Los tipos de incentivos a la exportación incluyen subsidios a la exportación, pagos directos, préstamos de bajo costo, exención de impuestos sobre las ganancias obtenidas de las exportaciones y publicidad internacional financiada por el gobierno. Si bien son menos preocupantes que las protecciones a la importación, como los aranceles, los incentivos a la exportación aún son desaconsejados por los economistas que afirman que crean barreras artificiales al libre comercio y, por lo tanto, pueden conducir a la inestabilidad del mercado.

Cómo funcionan los incentivos a la exportación

Los incentivos a la exportación hacen que las exportaciones nacionales sean competitivas al proporcionar una especie de soborno al exportador. El gobierno recauda menos impuestos para desinflar el precio del bien exportado, por lo que la mayor competitividad del producto en el mercado global garantiza que los bienes nacionales tengan un alcance más amplio. En general, esto significa que los consumidores nacionales pagan más que los consumidores extranjeros.

A veces, los gobiernos fomentarán la exportación cuando los apoyos internos a los precios (medidas utilizadas para mantener el precio de un bien por encima del nivel de equilibrio) generan un excedente de producción de un bien. En lugar de desperdiciar ese bien, los gobiernos a menudo ofrecerán incentivos a la exportación.

Incentivos a la exportación y la Organización Mundial del Comercio

Este nivel de participación del gobierno también puede conducir a disputas internacionales que pueden ser resueltas por la Organización Mundial del Comercio (OMC). Como política amplia, la OMC prohíbe la mayoría de los subsidios, excepto aquellos implementados por países menos desarrollados (PMD). La idea es que las protecciones a la exportación crean ineficiencias en el mercado, pero que los países en desarrollo pueden necesitar proteger ciertas industrias clave para promover el crecimiento económico y la prosperidad.

Deja un comentario