cribador de acciones

¿Qué es un evaluador de acciones?

Un evaluador de acciones es un conjunto de herramientas que permiten a los inversores clasificar rápidamente entre la gran cantidad de acciones disponibles y aumentar los fondos negociables en bolsa de acuerdo con los propios criterios del inversor. Los evaluadores de acciones suelen estar disponibles en las plataformas de negociación de corretaje (generalmente gratis), pero también hay algunos filtros de acciones independientes basados ​​en suscripción disponibles. Los filtros de acciones permiten a los inversores emplear su propia metodología sobre lo que hace que una acción o un ETF sea valioso (comerciantes a largo plazo) o detectar una posible oportunidad comercial (comerciantes a corto plazo).

Conclusiones clave

  • Los filtros de acciones son herramientas que permiten a los inversores y comerciantes clasificar miles de valores individuales para encontrar aquellos que se ajusten a sus propias metodologías.
  • Estas herramientas suelen ser de uso gratuito en la mayoría de los sitios de corretaje y también están disponibles en algunos sitios de suscripción.
  • Las herramientas de evaluación son útiles para los comerciantes fundamentales y técnicos, así como para los inversores individuales y profesionales.
  • Los evaluadores de acciones pueden enviar alertas si se cumplen ciertos parámetros definidos por el usuario, llamando la atención de los inversores sobre oportunidades clave de compra o venta.
  • Los evaluadores dependen de las aportaciones de los usuarios para delimitar el campo de oportunidades de inversión.

Cómo funcionan los cribadores de stock

Los filtros de acciones permiten a los inversores analizar el amplio campo de posibles inversiones financieras utilizando sus propios criterios. Los usuarios comienzan el proceso seleccionando ciertos parámetros de inversión, en función de sus requisitos personales.

Por ejemplo, un inversionista fundamental puede estar más interesado en la capitalización de mercado, las recomendaciones de los analistas, la ganancia por acción (EPS), el flujo de efectivo operativo, el retorno de la inversión (ROI) de varios años, el rendimiento de los dividendos y similares. Un operador técnico estaría más interesado en niveles / cruces de promedios móviles, niveles de índice de fuerza relativa (RSI) para indicar el impulso, lecturas del índice direccional promedio (ADX) para indicar fuerza y ​​patrones de gráficos, entre otros.

Cuantos más criterios añada el usuario, menor será el conjunto de valores potenciales en los que invertir. La conclusión es que los evaluadores de acciones generalmente tienen algo para cada inversionista y deben usarse para ver qué tipo de información está disponible antes de ingresar a una operación o inversión.

Ejemplo de un evaluador de acciones

Cuando se encuentre por primera vez con un evaluador de acciones, es probable que se sienta abrumado. Habrá decenas de categorías para ver, tanto en el aspecto técnico como en el fundamental. Entonces, antes de sumergirse, decida en qué lado del valle se encuentra: técnico o fundamental. Considere lo que está buscando, cuáles son sus prioridades y qué tipos de instrumentos financieros pueden ser de su interés. Luego, puede comenzar a explorar lo que el evaluador tiene para ofrecer.

Si su enfoque está en el corto plazo, es probable que se sienta atraído por las múltiples herramientas técnicas disponibles: gráficos; alertas; estudios de impulso, RSI y estudios más técnicos. Si está enfocado en una acción o ETF en particular, puede configurar alertas para cuando esa acción en particular cruce un nivel de precio establecido, o para cuando su RSI alcance una sobrecompra / venta, por ejemplo.

Si es un inversor a más largo plazo, encontrará una gran cantidad de datos fundamentales (a veces denominados datos técnicos), como EPS, volumen diario promedio, capitalización de mercado y similares. Dichos datos pueden ayudarlo a construir una cartera teniendo en cuenta que tiene un interés a largo plazo en la empresa, más allá de los últimos titulares.