¿Cómo pronostican las empresas los precios del petróleo?

Los precios del petróleo crudo se consideran uno de los indicadores más importantes de la economía mundial. Los gobiernos y las empresas dedican mucho tiempo y energía a averiguar hacia dónde se dirigen los precios del petróleo, pero la previsión es una ciencia inexacta. Las técnicas estándar se basan en el cálculo (regresiones lineales y econometría), pero las alternativas incluyen modelos estructurales y análisis controlados por computadora. No existe un consenso ampliamente aceptado sobre la mejor manera de pronosticar los precios del petróleo.

Las empresas también prestan especial atención a los mercados de futuros del petróleo y, a menudo, participan en ellos. Los futuros de petróleo crudo se negocian en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) y en la Bolsa de Productos Básicos de Tokio (TOCOM).

Comprender los precios del petróleo crudo

A un nivel elemental, el suministro de crudo está determinado por la capacidad de las compañías petroleras para extraer reservas del suelo y distribuirlas alrededor del mundo. Hay tres variables de oferta principales: cambios tecnológicos, factores ambientales y la capacidad de las compañías petroleras para acumular y reponer capital. Las mejoras técnicas, especialmente la fracturación hidráulica y la perforación horizontal, ayudaron a inundar los mercados mundiales con petróleo después de 2008.

La demanda de crudo proviene de individuos, empresas y gobiernos. En términos generales, la demanda de petróleo aumenta durante los buenos tiempos económicos y disminuye durante los tiempos económicos más lentos. Los aumentos en el nivel de vida en China e India han sido una fuente importante de demanda global en el siglo XXI.

Las empresas deben comprender estos factores antes de hacer pronósticos de precios del petróleo, pero ni siquiera eso es suficiente. Los precios del petróleo están fuertemente influenciados por fuerzas ajenas al mercado, incluida la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que actúa efectivamente como un cartel petrolero multinacional. Los países miembros de la OPEP toman decisiones conjuntas sobre cuánto petróleo liberar a los mercados mundiales en función de lo que es mejor para sus gobiernos.Sin embargo, las oscilaciones extremas de los precios del petróleo entre 2005 y 2015 son un indicio de que la influencia de la OPEP es limitada.

El petróleo también está altamente regulado en la mayoría de los países. Estados Unidos, como muchas naciones de Europa, tiene restricciones estrictas sobre dónde se puede extraer petróleo; la Agencia de Protección Ambiental (EPA) puede tener tanto que decir sobre los precios del petróleo como Exxon Mobil o British Petroleum.

La razón por la que los movimientos en el precio del petróleo (o cualquier materia prima) a menudo sorprenden a los analistas es porque hay cientos de variables, cada una de las cuales se mueve simultáneamente de manera impredecible. La Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal lo expresó mejor en su documento de debate de julio de 2011 «Pronóstico del precio del petróleo», que comenzó identificando «fluctuaciones grandes y persistentes inesperadas en el precio real del petróleo».

Métodos cuantitativos

Las empresas contratan econometristas y otros expertos del mercado para hacer predicciones a corto y mediano plazo sobre el mercado del petróleo. Estos profesionales utilizan modelos matemáticos muy complicados, que se centran en las finanzas (utilizando precios al contado y futuros) o en consideraciones de oferta y demanda (cuantificando variables y probando su poder explicativo).

Los modelos de precios al contado y futuros siguen siendo populares entre muchas empresas, pero están cayendo en desgracia. El concepto básico es que los mercados de futuros, en particular la relación entre las fluctuaciones de los precios de futuros y las fluctuaciones de los precios al contado, señalarán el camino hacia los precios del petróleo del mañana. En 1991 se publicaron dos artículos académicos influyentes (Bopp y Lady; Serletis) que sugerían que los precios futuros del petróleo no eran imparciales ni completamente eficientes, pero probablemente aún eran mejores que cualquier otro indicador. Se llegó a esta conclusión a través de modelos de error y corrección (ECM), que permiten a los estadísticos o econometristas tener en cuenta el sesgo en los datos de futuros.

Un tercer estudio en 1998 (Zeng y Swanson) analizó el petróleo crudo en NYMEX, New York Commodity Exchange, Chicago Board of Trade y Chicago Mercantile Exchange entre 1990 y 1995. Descubrió que los modelos ECM funcionaron mejor.

Estudios posteriores han sido menos amables con los modelos financieros. Uno revisó los precios de futuros de petróleo crudo de West Texas Intermediate (WTI) en NYMEX entre 1989 y 2003, y encontró que los precios a plazo y de futuros no son lo suficientemente eficientes ni imparciales para predecir con precisión los precios al contado futuros (y, curiosamente, que había «poca evidencia de primas de riesgo» en el mercado del petróleo). En cambio, los autores recomendaron un proceso de caminata aleatoria de series de tiempo; La teoría de la caminata aleatoria sugiere que los cambios en el precio de las acciones no se pueden usar para predecir el movimiento futuro. (Según la Chartered Alternative Investment Analyst Association, el modelo econométrico de series de tiempo es el método de pronóstico más común para los precios del petróleo crudo).

Los modelos de oferta y demanda se centran en variables macroeconómicas, como la producción de la OPEP, la elasticidad ingreso de la demanda de petróleo y el producto interno bruto (PIB) real. Debido a que hay tantas combinaciones posibles de variables, la mayoría de las empresas o servicios analíticos utilizan cálculos patentados y cambian sus fórmulas con frecuencia. El objetivo es encontrar las variables más significativas desde el punto de vista estadístico, luego encontrar las fluctuaciones de gráficos en esas variables y crear estimaciones aproximadas para los rangos futuros de precios del petróleo.

Métodos cualitativos o no lineales

Los defensores de enfoques alternativos, que los estadísticos podrían llamar enfoques «no estándar» o «no lineales», argumentan que los precios futuros del petróleo son demasiado aleatorios y caóticos para cualquier proceso tradicional. Estos métodos aún pueden usar algunos de los mismos datos que los modelos estándar, pero los cálculos se basan en el reconocimiento de patrones en lugar de modelos lineales o regresiones econométricas.

Una herramienta popular de reconocimiento de patrones es la red neuronal artificial (ANN). El modelo ANN, que se basa en la biología del cerebro humano, supuestamente permite que la simulación aprenda y generalice experiencias basadas en nuevos datos.Las ANN se utilizan para una variedad de análisis en los campos de los negocios, la ciencia y la inversión. Una crítica estándar del método ANN, y una razón principal por la que las ANN no son populares entre los pronósticos privados de petróleo, es que los datos intrínsecos utilizados para evaluar las series de precios suelen ser subjetivos o arbitrarios.

Los inversores y analistas fundamentales tienden a rehuir los modelos estadísticos complejos. En cambio, los analistas fundamentales se basan en factores comerciales agregados, como los niveles de inventario, las tendencias de producción, los desastres naturales y las acciones de los especuladores. El razonamiento implícito detrás de estos enfoques basados ​​en el conocimiento es que los precios del petróleo se ven fuertemente afectados por grandes eventos identificables. Es habitual que las empresas contraten analistas de mercado que se basen en información de otras fuentes, como el Pronóstico de productos básicos del Banco Mundial, en lugar de crear sus propios modelos.

Deja un comentario