clima de inversión

¿Qué es el clima de inversión?

El clima de inversión se refiere a las condiciones económicas, financieras y sociopolíticas en un país o región que afectan si los individuos, los bancos y las instituciones están dispuestos a prestar y adquirir una participación (es decir, invertir) en las empresas que operan allí.

El clima de inversión se ve afectado por varios factores indirectos, incluidos el nivel de pobreza, la tasa de criminalidad, la infraestructura, la participación de la fuerza laboral, las consideraciones de seguridad nacional, la (in) estabilidad política, la incertidumbre del régimen, los impuestos, la liquidez y la estabilidad de los mercados financieros, el estado de derecho, los derechos de propiedad , entorno regulatorio, transparencia gubernamental y responsabilidad gubernamental.

Conclusiones clave

  • El clima de inversión es el panorama socioeconómico y político de un país o región en lo que se refiere a la preferencia hacia la inversión y los préstamos.
  • Cuando un inversionista potencial enfrenta muchos obstáculos (como en países subdesarrollados, que pueden deberse en parte a la inestabilidad política o la infraestructura deficiente), el clima de inversión puede considerarse desfavorable.
  • La evaluación del clima de inversión combina valoraciones cuantitativas y cualitativas en una variedad de dimensiones.

Comprender el clima de inversión

Un clima de inversión desfavorable es uno de los muchos obstáculos que enfrentan las naciones subdesarrolladas. La reforma regulatoria es a menudo un componente clave para eliminar las barreras a la inversión. Se han establecido varias organizaciones sin fines de lucro con el propósito de mejorar el clima de inversión y estimular el desarrollo económico en estos países.

Además, algunos inversores están dispuestos a asumir el alto nivel de riesgo y volatilidad asociados con la inversión en un clima desfavorable debido a la posibilidad de que el alto riesgo se vea recompensado con altos rendimientos.

Un aspecto difícil de comprender y juzgar el clima de inversión de un país o región es que la gobernanza es un concepto amplio que se puede practicar de manera eficaz de diferentes maneras. También hay diferentes tipos de gobernanza, desde la gobernanza política (el tipo de sistema político, la estructura constitucional, las relaciones entre el estado y la sociedad), la gobernanza económica (instituciones estatales que regulan la economía, la competencia, los derechos de propiedad y contractuales) y las corporativas. gobernanza (leyes y prácticas nacionales y empresariales que determinan la conducta empresarial, derechos de los accionistas, divulgación y transparencia, normas contables).

Para complicar las cosas, cada faceta diferente de la gobernanza juega con la otra, por lo que hacer juicios sobre cualquier clima de inversión dado debe hacerse caso por caso.

Juzgar un clima de inversión

Para que las personas, los bancos y las instituciones se sientan cómodos invirtiendo en un clima de inversión determinado, deben tener una expectativa razonable de las condiciones que permitirán que sus inversiones prosperen y se expandan.

En lugares donde el estado no proporciona cierta infraestructura empresarial pública esencialtales como una regulación sólida, leyes de apoyo al mercado que son implementadas de manera justa por jueces honestos, bien capacitados e imparciales, y un sistema de adquisiciones transparenteno se puede establecer el nivel de confianza requerido en el clima de inversión. En resumen, el sector privado necesita un Estado eficaz que le permita funcionar de manera eficiente y justa.

Si no se puede confiar en que el estado proporcione ese nivel de garantía, hacer negocios a gran escala se vuelve problemático. Se necesitan reglas de juego claras sobre la forma en que el estado interactúa con el sector privado. Es necesario que haya igualdad de condiciones y plataformas para el diálogo constructivo entre los agentes estatales y las empresas privadas.