certificado de acciones

¿Qué es un certificado de acciones?

Un certificado de acciones es una hoja de papel física que representa la propiedad de un accionista en una empresa. Los certificados de acciones incluyen información como el número de acciones que se poseen, la fecha de compra, un número de identificación, generalmente un sello corporativo y firmas.

Los certificados suelen ser un poco más grandes que una hoja de papel normal, y la mayoría de ellos tienen diseños intrincados para desalentar la replicación fraudulenta y la falsificación, que fue un problema durante gran parte de la historia previa a Internet de la inversión en acciones corporativas.

Durante los primeros 400 años o más de historia de inversión, participar en una oferta pública inicial (OPI) o comprar acciones a menudo venía con uno de estos certificados de acciones físicos. El primer certificado de acciones fue emitido en 1606 por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Valía 150 florines holandeses.The Walt Disney Company emitió uno de los últimos certificados de acciones en papel de una importante corporación en 2013.

Conclusiones clave

  • Un certificado de acciones es una hoja de papel física que representa la propiedad de un accionista en una empresa.
  • Los certificados de acciones incluyen información como el número de acciones que se poseen, la fecha de compra, un número de identificación, generalmente un sello corporativo y firmas.
  • El primer certificado de acciones fue emitido en 1606 por la Compañía Holandesa de las Indias Orientales; Walt Disney Company emitió uno de los últimos certificados de acciones en papel de una importante corporación en 2013.
  • En la actualidad, los valores se registran casi exclusivamente de forma electrónica mediante un proceso conocido como formulario de anotaciones en cuenta.

Comprensión de los certificados de acciones

Las acciones son la base de casi todas las carteras y representan la propiedad parcial de una empresa. Por lo general, los registros de propiedad se mantienen en formato electrónico, pero puede solicitar una versión en papel.

Cada certificado comienza como un diseño estándar que puede cambiar a lo largo de los años, luego se agrega la fecha, el número de identificación y otra información. La mayoría de las firmas de los ejecutivos están impresas en el certificado, pero algunas se firmarán con un bolígrafo.

En la actualidad, los valores se registran casi exclusivamente de forma electrónica mediante un proceso conocido como formulario de anotaciones en cuenta. Los métodos electrónicos eliminan la necesidad de emitir certificados en papel para representar la propiedad.

Con anotaciones en cuenta, la propiedad de los valores nunca se transfiere físicamente cuando se intercambian valores; más bien, los asientos contables simplemente se modifican en los libros de las instituciones financieras comerciales donde los inversores mantienen cuentas. Esto ofrece los beneficios de cualquier sistema moderno de mantenimiento de registros electrónicos.

Certificados de acciones antes del mantenimiento de registros electrónicos

Antes de que estuviera disponible el mantenimiento de registros electrónicos, los certificados de acciones eran un trabajo único por derecho propio. Era bastante común recibir un certificado de acciones adornado con diseños elegantes, grabados ornamentados y obras de arte cercanas en sí mismas.

Por ejemplo, Disney Corporation diseñaría sus certificados de acciones con ilustraciones a todo color de sus personajes populares. A su vez, los padres a menudo enmarcaban un certificado y lo colgaban en la habitación de un niño como prueba de ahorro para un día lluvioso. En cierto sentido, los diseños complejos que se encuentran en muchos certificados de acciones anteriores incluían lo que hoy se conoce como marca.

Puede encontrar una reproducción de un certificado de acciones antiguo colgada en la oficina de su asesor financiero local hoy. Esto indica su enfoque a largo plazo y su compromiso con la administración responsable del capital.